Los seis destacados que nos dejó la reunión de Donald Trump con ‘The New York Times’

donald-trump(CNN) – El presidente electo Donald Trump dejó de lado su promesa de campaña de encarcelar a Hillary Clinton, bateó una pregunta sobre conflictos de interés y denunció el movimiento neonazi que está celebrando su victoria.

Trump se reunió el martes durante 75 minutos con reporteros, editores y columnistas de The New York Times.

No fue transmitido en vivo, pero algunos reporteros del Times tuiteó las declaraciones de Trump en tiempo real. Y, como el presidente electo no ha celebrado una rueda de prensa desde su victoria electoral hace dos semanas, el mundo político estaba pegado a Twitter.

Aquí 6 destacados de la reunión de Trump con The New York Times:

Algunos rencores se mantienen

El presidente electo tuvo generosas palabras hacia sus enemigos demócratas de toda la vida.

Acerca de su promesa de campaña de encarcelar a Hillary Clinton, Trump dijo que no quiere “daño a los Clinton” y que hacerlo sería “muy, muy divisivo para el país”.

Elogió al presidente Barack Obama por el manejo de la transición. Y sobre el nuevo líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, dijo que “le gustaba desde hacía tiempo”.

Así que no es la oposición la que más irrita a Trump.

Son sus compañeros republicanos, en particular los que no lo apoyaron en la elección.

Trump se jactó de que “ayudó a numerosos senadores” a ganar, y se refirió al republicano por New Hampshire Kelly Ayotte, quien perdió por muy poco después de distanciarse de Trump. “No, gracias”, dijo sobre un hipotético puesto de Ayotte en su gabinete.

Trump fue cauteloso sobre los líderes republicanos del Congreso, el presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan y líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell.

“En este momento me quieren”, dijo Trump. “Hace cuatro semanas, no me querían”.

Punto de vista ‘nixoniano’ del conflicto de interés

Trump dejó de lado preguntas sobre cómo sus acciones en la Casa Blanca podrían beneficiar a sus empresas con una declaración sorprendente.

“La ley está totalmente de mi lado. El presidente no puede tener un conflicto de interés”, dijo Trump.

Era una reminiscencia del comentario de Richard Nixon al periodista David Frost de que, por definición, las acciones de un presidente no violan la ley. “Bueno, cuando el presidente lo hace, eso significa que no es ilegal”, dijo Nixon.

Trump reconoció que sus empresas se beneficiarán de su victoria, diciendo que su nuevo hotel en Washington es “probablemente un activo más valioso de lo que era antes”.

Sin embargo, dijo que ya no está interesado en sus negocios y los dejará a sus hijos.

¿Una nueva visión sobre el cambio climático?

En la campaña electoral, Trump se había comprometido a retirar a Estados Unidos de los acuerdos climáticos de París, un movimiento que pone patas arriba los esfuerzos mundiales para combatir el calentamiento global.

Para el martes, no fue tan específico.

“Lo estoy viendo. Tengo una mente abierta sobre esto”, dijo.

Trump había rechazado previamente la conclusión de los científicos de que los seres humanos son los responsables del calentamiento de la Tierra. Pero el martes, Trump dijo que creía que había “algo de conectividad” entre los humanos y el cambio climático, aunque se negó a dar detalles.

Repudio a los supremacistas blancos

Días después del que el movimiento supremacista blanco, conocido como la derecha alternativa (alt-right), se reunieron en Washington para celebrar la victoria de Trump, el presidente electo dijo que no quiere tener nada que ver con ellos.

“Repudio el grupo”, dijo al Times. “No es un grupo que quiera impulsar, y si están activos, quiero mirar y averiguar por qué”.

También es notable lo que Trump no hizo: no condenó a los grupos supremacistas blancos como el National Policy Institute, que celebró la reunión del fin de semana, por su nombre.

Trump también defendió a Steve Bannon, expresidente ejecutivo de Breitbart News y nombrado recientemente como su asesor en la Casa Blanca. Dijo que conoce a Bannon desde hace mucho tiempo y rechazó las conexiones con el antisemitismo y con el nacionalismo blanco pese a que Breitbart News se define como la plataforma de la alt-right-. Bannon rechazó las acusaciones en una entrevista con el Wall Street Journal y se declaró un “nacionalismo económico”.

“Si yo pensaba que es racista, o nacionalista blanco… ni siquiera pensaría en contratarlo”, dijo Trump el martes.

Kushner, ¿el pacificador?

Trump expuso algunas de sus elevadas ambiciones en política exterior.

“Me gustaría ser el que construyó la paz entre Israel y los palestinos. Eso sería un gran logro”, dijo, en referencia a un conflicto que ha irritado a presidentes durante décadas.

¿Cómo va a hacer eso?

No está claro, y Trump mostró lo limitado de su conocimiento en política exterior cuando sugirió que su yerno, Jared Kushner, podría ayudar en esa tarea.

En campaña, Kushner ayudó a su suegro a diseñar las estrategias políticas y comunicacionales para su discurso en marzo ante el Comité de Asuntos Estados Unidos-Israel (AIPAC, por sus siglas en inglés).

Este discurso no era un asunto menor para Trump, quien usó un teleprompter por primera vez para pronunciarse ante una audiencia escéptica de su compromiso acerca de la protección a Israel.

La época en que vivimos

Trump no ha celebrado una rueda de prensa en los 14 días desde que ganó las elecciones, lo que significa el más largo período de silencio por parte de un presidente electo en décadas.

Así que cuando se reunió con The New York Times, todo el ámbito político estaba observando, pero no en la pantalla , ya que el encuentro no se retransmitió en directo ni por televisión.

En su lugar, llegó la noticia en forma de 140 caracteres desde las cuentas de Twitter de reporteros del Times como Maggie Haberman, Mike Grynbaum y Julie Davis.

Las redes de noticias cubrieron el evento siguiendo esos tuits, sin audio ni video de Trump, solo tuits con sus declaraciones. Tal vez una forma ajustada a un candidato y presidente electo que regularmente hace noticias o causa controversia a la vez con solo 140 caracteres desde su teléfono.

Deje un comentario