Las empresas mexicanas perdieron 6.950 millones de dólares por la inseguridad en 2015

El robo, la extorsión y el fraude fueron los delitos de mayor incidencia, revela una encuesta del Instituto Nacional de Estadística

Una calle comercial del Centro Histórico de México DF SAÚL RUIZ

Una calle comercial del Centro Histórico de México DF SAÚL RUIZ

Las empresas en México enfrentan una batalla constante contra el crimen. El año pasado 1,6 millones de compañías fueron víctimas de la delincuencia y perdieron casi 139.000 millones de pesos (unos 6.950 millones de dólares) a consecuencia de la inseguridad y diversos delitos como el robo, la extorsión y el fraude. Entre el 2013 y el 2015 la cantidad de compañías que fueron víctimas de al menos un delito aumentó un 25%, revela la encuesta nacional de victimización de empresas 2016 elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Más de la mitad de los negocios (57%) considera que la Inseguridad y la delincuencia son el principal problema que afecta sus actividades. Siete de cada diez encuestados consideró que el Estado donde operan es inseguro. Pese a que el 35% del total de las compañías instaladas en México fue víctima de algún delito durante 2015, en el 90% de los casos no hubo denuncia o no se inició averiguación previa ni carpeta de investigación. Además, de las pocas denuncias hechas por las víctimas ante la autoridad competente en el 62,2% de los casos no sucedió nada o no se resolvió el problema. “Entre las razones para no denunciar delitos ante las autoridades por parte de las unidades económicas víctimas destacan la pérdida de tiempo con un 35,2% y la desconfianza en la autoridad con un 12,9 por ciento”, se expone en el documento.

Entre las actividades más inseguras para los comercios destacan transportar productos por carreteras o autopistas, hacer alguna compra o venta en centrales de abasto o centros comerciales, realizar transacción en bancos y movilizar productos en corredores comerciales. Las actividades propias de los negocios también se han visto afectadas ante la inseguridad. Los entrevistados por el Inegi han afirmado que a causa de los delitos de los que han sido víctimas dejaron de manejar dinero en efectivo en sus negocios, redujeron los horarios de producción y cancelaron diversas inversiones.

La encuesta del órgano estadístico mexicano se aplicó a 33.866 empresas del sector comercio, industria y servicios entre el 15 de febrero y el 30 de abril de este año. Al desglosar los datos por sector, los establecimientos industriales tuvieron una mayor concentración de delitos, mientras que al analizar los datos por tamaño, las compañías grandes tuvieron mayor frecuencia de victimización.

Durante el 2015 ocurrieron cuatro millones de delitos que afectaron al sector empresarial. El más común fue el robo o asalto de mercancía, dinero, insumos o bienes (22,3%). La extorsión y el cobro de piso fue el segundo delito que más afectó a los comercios. En el 88% de los casos la extorsión ocurrió por teléfono y en el 9,1% en el establecimiento. El tercer ilícito con mayor incidencia es el fraude. En Estados con fuerte presencia del crimen organizado como Guerrero, Tamaulipas, Veracruz y Morelos, la extorsión es el delito más frecuente, por encima del robo.

El costo promedio del delito por empresa a nivel nacional fue de 57.779 pesos (unos 2.800 dólares). En estados como Tamaulipas las cifras son mayores: cada negocio perdió un estimado de 110.240 pesos (unos 5.500 dólares) a consecuencia del gasto destinado a medidas de protección y ante las pérdidas que le ocasionó el delito. La mitad de los encuestados considera que un mayor patrullaje y más vigilancia de la policía en el sector donde se localizan sus negocios podría ayudar a mejorar la inseguridad en su zona. Un 46% cree que el mejorar el alumbrado público alrededor de sus establecimientos también contribuiría.

Deje un comentario