Inicia una nueva fase en la ofensiva militar contra ISIS en Mosul

Combatientes chiítas del frente Hashed al-Shaabi lanzan un misil en una villa al sur de Mosul, como parte de la ofensiva contra ISIS, el 30 de octubre de 2016, en Salmani, Iraq. (Crédito: AHMAD AL-RUBAYE/AFP/Getty Images).

Combatientes chiítas del frente Hashed al-Shaabi lanzan un misil en una villa al sur de Mosul, como parte de la ofensiva contra ISIS, el 30 de octubre de 2016, en Salmani, Iraq. (Crédito: AHMAD AL-RUBAYE/AFP/Getty Images).

(CNN) – Las fuerzas militares de Iraq lanzaron este viernes una nueva fase en su ofensiva para retomar la ciudad de Mosul, el último bastión de ISIS.

La estrategia es un ataque coordinado para obligar a que los yihadistas salgan de varios distritos en el este de la ciudad. El comando iraquí está reportado progresos sustanciales a pesar de una dura oposición de los terroristas.

Convoyes de vehículos blindados y tanques se acercaron a Mosul en varios ejes, apoyados por ataques aéreos y fuego de artillería pesada.

La ofensiva enfrenta una fuerte resistencia de los combatientes del autodenominado Estados Islámico, que utilizaron morteros, fuego de ametralladoras pesadas y francotiradores.

Arwa Damon, de CNN, quien acompaña a una de la unidades iraquíes, en el interior de Mosul, informó que las comunicaciones de radio entre las tropas de Iraq dan cuenta de yihadistas disparando morteros en zonas habitadas por civiles, lo que complica el ataque de las fuerzas gubernamentales.

Durante la jornada se han dado periodos de intensos disparos, en lo que parece ser una resistencia mucho más dura que la registrada el jueves, cuando las unidades iraquíes entraron por primera vez en los barrios más orientales de Mosul.

Los terroristas han prendido fuego a pilas de neumáticos para oscurecer la visibilidad de los aviones de vigilancia. Las gruesas columnas de humo negro se ciernen sobre varios barrios de Mosul.

Los equipos de CNN desplegados en el terreno presenciaron el disparo de varias rondas antiaéreas en zonas todavía ocupadas por ISIS.

La televisión estatal iraquí citó a las tropas contraterroristas diciendo que cinco distritos de Mosul fueron liberados este viernes. CNN no pudo corroborar de forma independiente esa declaración oficial.

El capitán Zaytou Tendora, de las fuerzas especiales de Iraq, le dijo a CNN que un avión de la coalición bombardeó cuatro posiciones de ISIS en la zona.

Agregó que los morteros disparados por ISIS, este viernes, habían caído en áreas residenciales matando a siete personas e hiriendo a 23 personas.

En otro frente de la ofensiva, al sur de Mosul, el capitán Tendora sostuvo que testigos dijeron que los terroristas habían ordenado a todos los civiles de la ciudad de Hammam al Alil que se fueran hacia a Mosul.

La orden se dio vía los altavoces de las mezquitas.

Se cree que hay decenas de miles de personas en Hammam al Alil, donde la población se ha incremento en los últimos meses por los civiles desplazados de forma forzada desde otros pueblos cercanos por coerción de los yihadistas.

Gran parte de la ciudad, al sur y al oeste, está ahora rodeada por unidades del ejército iraquí y la policía federal.

El ejército de Iraq informó sobre su avance en el frente norte, donde dijo que ahora controla áreas cercanas a Tal Kayf.

Los civiles siguen abandonando barrios de las afueras de Mosul, a pesar de los esfuerzos de las autoridades para mantenerlos en sus hogares. Al marcharse, muchos dijeron que se había vuelto imposible quedarse porque no había agua ni comida.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.