Grupo de la diáspora endosa a María de Lourdes Santiago

Foto: youtube.com

Foto: youtube.com

SAN JUAN  – Miembros de Un Llamado a la Acción por Puerto Rico (“A Call to Action on Puerto Rico”), organización de la diáspora boricua con base en Nueva York y ciudades del Este de Estados Unidos endosaron el miércoles a la candidata independentista a la gobernación, María de Lourdes Santiago.

“El programa de lucha planteado por María de Lourdes Santiago, como candidata a gobernadora, coincide ampliamente con los planteamiento que hacemos en A Call To Action on Puerto Rico. La candidata a gobernadora del PIP nos plantea, que habrá de desconocer la imposición de la dictadura de la junta federal fiscal, enfatiza en la urgencia de resolver la situación de subordinación política colonial y nos convoca a la resistencia del pueblo”, indicaron los portavoces de la entidad en una declaración escrita.

“En este momento de nuestra historia una mujer con el temple, el liderato, la capacidad y experiencia como María de Lourdes Santiago es una figura necesaria para conducir a nuestro país hacia un verdadero proceso descolonizador. Un voto por el PIP y María de Lourdes es una afirmación de nuestra voluntad colectiva de lucha y resistencia. Es una declaración de Independencia”, agregaron.

Además, los miembros de la agrupación convocaron al pueblo independentista al igual que a toda persona que vayan a participar en los comicios electorales del próximo 8 de noviembre.

Precisaron que desde su fundación en junio de 2015, a raíz de las primeras reuniones del gobierno colonial con los representantes de los fondos buitres de Wall Street en Nueva York, A Call to Action on Puerto Rico claramente ha establecido que rechazan el pago de la deuda “ilegal e inmoral”. También establecieron que los gobiernos de los dos principales partidos son “instrumentos al servicio de los intereses de los capitales extranjeros y funcionan como organizaciones de crimen organizado. No pueden ser parte de la solución quienes son parte del problema”.

Asimismo, los activistas señalaron que la situación de la subordinación colonial de Puerto Rico frente a Estados Unidos atraviesa el problema de la crisis fiscal; por lo que hay que romper la relación imperio-colonia, para, desde una posición de igual a igual, enfrentar la difícil situación política-económica-jurídica-social por la cual atravesamos y dirigirnos a refundar nuestro país sobre bases de igualdad y justicia social.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.