Curiosidades de los 44 inquilinos de la Casa Blanca

Entre los datos está que un presidente estuvo más de 12 años y otro, solo un mes.

imagen-16742372-2Con Hillary Clinton o Donald Trump, serán 44 los presidentes y 45 las presidencias que han tenido los Estados Unidos de América desde 1789.

Grover Cleveland ha sido el único inquilino expresidente que ha regresado a la Casa Blanca, por donde en 227 años han desfilado militares, actores, científicos y políticos como comandantes en jefe de la primera potencia del mundo.

El siguiente es un recorrido por los rincones de la vida y obra de los, hasta hoy solo hombres, que han gobernado el país más poderosos del planeta.

El primer mandatario fue George Washington, cuyo nombre lleva la capital del gran imperio y cuya figura aparece en las monedas de un cuarto de dólar.

Según Joana Costa Knufinke y Jan Martin, autores del libro 44 presidentes –algunos de cuyos datos serán revelados en esta nota–, el presidente Washington vestía ropas de terciopelo, se movilizaba en un coche tirado por seis caballos y se consideraba al mismo nivel de cualquier rey europeo.

El mandatario estadounidense número 2 fue John Adams, quien, como varios mandatarios gringos, primero fue vicepresidente, y además su hijo mayor, John Quincy, fue el sexto presidente norteamericano.

¿Por qué Casa Blanca?

Thomas Jefferson se constituyó en el tercer hombre en llegar a la llamada Casa Blanca, que antes se identificaba como Mansión Presidencial, Casa Presidencial y Palacio Presidencial. En 1800, Adams la inauguró como Mansión Ejecutiva.

Hay que anotar que la residencia presidencial fue reconstruida en 1814, porque fue quemada por los ingleses, y luego pintada de blanco para que no se notaran los defectos. Fue Franklin Delano Roosevelt quien la bautizó como Casa Blanca.

Jefferson fue arquitecto, político, filósofo y hasta científico. Como quedó viudo muy joven, tuvo como concubina a una esclava, con la cual procreó seis hijos.

El cuarto hombre en llegar a la Casa Blanca fue James Madison, destacado por su excelente memoria y envidiado por su hermosa esposa, 17 años más joven que él.

Luego de él, el inquilino fue otro James, pero Monroe, quien se inmortalizó por su frase “América para los americanos”.

En 1825, el elegido fue John Quincy Adams, quien, como dijimos antes, era hijo de presidente (John Adams). Lo sucedió Andrew Jackson, reconocido como el presidente del pueblo para el pueblo.

Llegó luego a la mansión presidencial Martin van Buren, quien nació hablando holandés como primera lengua, por sus antepasados, y luego aprendió el inglés. Lo sucedió William Henry Harrison, quien solo duró un mes ejerciendo, pues una neumonía lo sacó en ataúd del poder.

Viudo y con 15 hijos

En 1841 llegó al salón oval otro John, pero Tyler, con una vida personal muy singular. Su primera esposa, Letitia Christian, murió mientras John ejercía su mandato. El viudo tuvo ocho hijos con ella y siete más con su segunda esposa, Julia Gardiner, 33 años menor. Fue el primer presidente en casarse viviendo en la Casa Blanca y el que más hijos procreó.

En 1845 comenzó a ejercer el gobierno del imperio James Knox Polk, quien dirigió la primera guerra de Estados Unidos fuera de su territorio, contra México, la cual permitió ampliar sus fronteras. No quiso reelección.

Zachary Taylor tuvo como principal tema la esclavitud. Murió un año después de asumir la presidencia.

Lo sucedió Millard Fillmore, un abogado que también se dedicó a la esclavitud e hizo famosa esta frase: “Que Dios salve nuestro país, pues es obvio que la gente no lo hará”.

El 4 de marzo de 1853 llega a la cabeza del gobierno gringo Franklin Pierce, quien en su retiro dijo que “después de la Casa Blanca, no hay nada más que hacer que darse a la bebida”. Y murió de cirrosis.

James Buchanan ha sido el único presidente solterón de los Estados Unidos.

Lo sucedió Abraham Lincoln, uno de los tres mandatarios más reconocidos de Estados Unidos, junto con Washington y Roosevelt. Obsesionado contra la esclavitud, fue asesinado al iniciar su segundo mandato. Es famoso por la frase “La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”.

Después ocupó el salón oval Andrew Johnson, considerado el peor presidente por unos y el mejor por otros. Durante su mandato nació el controvertido Ku Klux Klan.

Despacharon también en el escritorio presidencial Ulysses S. Grant, con varios escándalos de corrupción; Rutherford Hayes, quien pasó como buen presidente; James A. Garfield, quien solo ocupó el cargo medio año, pues fue asesinado, y lo sucedió Chester A. Arthur.

El pequeño Ben

En 1885 llega a la Casa Blanca, por primera vez, Grover Cleveland, hasta hoy, el único que ha entrado dos veces a la mansión presidencial para periodos no reeleccionistas o consecutivos. Entre su primero y su segundo mandato ejerció Benjamín Harrison, a quien por su baja estatura los demócratas lo llamaban el ‘pequeño Ben’. Luego, Cleveland volvió al salón oval.

La presidencia número 25 le correspondió a William McKinley, otro de los mandatarios estadounidenses asesinados. Lo sucedió Theodore Roosevelt, un hombre multifacético con pinta de cowboy; fue además naturalista, explorador, historiador, cazador, boxeador, escritor, político y hasta premio nobel de paz.

Con William Howard Taft, Woodrow Wilson, Warren G. Harding y Calvin Coolidge se llega a la presidencia número 30. Nombres y apellidos poco recordados.

Gobernó cuatro períodos

En 1929 arranca el mandato de Herbert Clark Hoo-ver, el antecesor del tal vez más recordado presidente de los Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, quien gobernó 12 años, un mes y 8 días, y esa cifra lo dice y lo define todo acerca de este mandatario. Lideró la Segunda Guerra Mundial, manejó la Gran Depresión, trabajó con parálisis de la cintura para abajo y ocupó el cargo cuatro veces.

La presidencia número 33 fue para Harry S. Truman, a quien le correspondió suceder al gran Roosevelt y que fue famoso por el Plan Marshall, para la reconstrucción de Europa, y la doctrina Truman, para frenar el expansionismo comunista ruso.

A Dwight D. Eisenhower se lo reconoce como un héroe nacional por su paso por dos guerras mundiales y el manejo de la carrera espacial y las armas nucleares.

En 1961 llega a la Casa Blanca John Fitzgerald Kennedy, el cuarto de los presidentes gringos asesinados, junto con Lincoln, Garfield y McKinley. Uno de los mandatarios más jóvenes en llegar al cargo (43 años). Tuvo en sus manos las difíciles relaciones con Cuba y la carrera espacial a la Luna. Famoso por mujeriego. Lo sucedió su vicepresidente, Lyndon B. Johnson, quien entre otros temas calientes tuvo la guerra de Vietnam.

Ford, sin un voto

Así vamos llegando a los más recientes gobernantes de Estados Unidos con Richard Nixon, quien es tristemente recordado por el escándalo de Watergate, que lo sitúa, hasta hoy, como el único presidente norteamericano en renunciar al cargo.

Completa el segundo mandato de Nixon Gerald Ford, quien sobrevivió a dos atentados y tiene el récord de ser el primer vicepresidente y primer presidente de los Estados Unidos que llegó a esos dos cargos sin pasar por las urnas, pues fue nombrado vicepresidente por Nixon, tras la renuncia de Spiro Agnew, y lo sucedió como presidente cuando dimitió, acosado por el escándalo.

En 1977 le tocó el turno a James Earl ‘Jimmy’ Carter, un mandatario gris que recibió el premio Nobel de Paz. Curiosamente, lo sucede una estrella de la televisión, Ronald Reagan, quien pasó de actor a político, tuvo dos mandatos y sobrevivió a un atentado.

Cuatro expresidentes vivos

El 20 de enero de 1989 llega a la presidencia de los Estados Unidos el primero del clan Bush, George Herbert, un piloto millonario y político. Con su hijo George W., Carter y Clinton son los únicos expresidentes vivos de la gran potencia.

Acercándonos a nuestros días, en 1993 llega a la Casa Blanca William Jefferson Clinton. Aunque el mundo le reconoce su buena actuación en sus dos mandatos, no se podrá quitar el sello del affaire sexual con Mónica Lewinsky, quien casi lo deja como el primer presidente destituido.

El segundo del clan Bush, George Walker, llega a la galería de los presidentes en el 2001, y su mandato es marcado por los atentados a las Torres Gemelas de Nueva York y la imagen de un desconcertado mandatario en una escuela. Un gobierno más oscuro que claro, pero que, pese a ello, tuvo reelección.

Se cierra, por ahora, esta lujosa lista en el 2009, con la llegada al poder de Barack Obama, primer presidente afroamericano y ganador del premio Nobel de Paz. Dicen que ganó las elecciones gracias a la campaña digital que adelantó por internet. Termina un mandato complejo, dejando un país con un liderazgo disminuido y muchos problemas sociales y económicos con repercusión mundial.

Estas son algunas de las curiosidades que rodean la vida y obra de los mandatarios de Estados Unidos, que llenan miles de libros, artículos, videos y otras publicaciones físicas y en internet, además de la famosa Wikipedia.

Ahora llega el momento para elegir al sucesor de Obama. En el partidor están la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y el empresario Donald Trump. Dos personajes que nadie hubiera imaginado enfrentados por entrar a la Casa Blanca.

Los dos tienen luces y sombras en esa carrera presidencial. Si gana Hillary, tendrá un récord mundial: ser la primera ex primera dama en llegar a ocupar el puesto que ocupó su marido, dejándolo relegado a primer caballero. Y si gana Donald, será también un récord, pues se trata de un empresario muy rico y estrella de la televisión con solo un largo año de experiencia en política.

Siete presidentes han visitado Colombia

Si contamos desde 1789 hasta hoy, en Estados Unidos han gobernado 44 personas y en Colombia, 123. Esto quiere decir que en el mismo lapso, 227 años, Colombia ha tenido 79 mandatarios más que los Estados Unidos. Casi tres colombianos por uno de los Estados Unidos.

Según el libro ‘Los mandamases de Colombia’, siete presidentes nuestros han recibido la visita de igual número de mandatarios de los Estados Unidos. Tres de ellos fueron atendidos en Bogotá y cuatro en Cartagena. Dos presidentes de Estados Unidos, los Bush padre e hijo, visitaron el país. El segundo, George W., estuvo dos veces.

El demócrata John Fitzgerald Kennedy fue recibido por el liberal Alberto Lleras Camargo. Al republicano Ronald Reagan le dio la bienvenida el conservador Belisario Betancur.

La cronología de las visitas de los mandamases de los Estados Unidos a los mandamases colombianos comienza el 10 de julio de 1934, cuando el presidente Enrique Olaya Herrera recibió en Cartagena a Franklin Delano Roosevelt.

El 17 de diciembre de 1961 llegó a Bogotá Kennedy. El 3 de diciembre de 1982 pisó tierra bogotana Ronald Reagan.

El 15 de febrero de 1990, George Bush (padre) fue recibido en Cartagena por el entonces presidente, Virgilio Barco.

Y en esa misma ciudad, Andrés Pastrana le dio la bienvenida a Bill Clinton el 30 de agosto de 2000. George Bush (hijo) fue recibido, primero en Cartagena, por Álvaro Uribe el 2 de noviembre del 2004 y luego en Bogotá, por el mismo Uribe, en su segundo periodo, el 11 de marzo del 2007, un récord para un presidente colombiano. Fue el reencuentro de dos mandatarios reelegidos.

Barack Obama pisó por primera vez suelo colombiano el 13 de abril del 2012, en Cartagena, para la VI Cumbre de las Américas.

AMÍLKAR HERNÁNDEZ

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.