SPU truena contra movida de OGP de facilitar trabajo a la Junta de Control Fiscal

spuSAN JUAN  – Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico, representante sindical de más de 11 mil trabajadores y 3 mil retirados, tildó el miércoles de irresponsable el supuesto ejercicio de la Oficina de Gerencia y Presupuesto de identificarle a la Junta de Control Fiscal las agencias en donde podría despedir empleados públicos.

“Resulta inverosímil que el Gobernador García Padilla le dijera al país por los pasados años que bajo su gobierno no se despedirían empleados públicos, y hoy, a poco menos de noventa días de abandonar su cargo, coloque sobre el paredón de fusilamiento a más de 3,500 madres y padres de familia”, señaló Annette González, presidenta de Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico, Concilio 95 AFSCME en un comunicado.

Así también señaló que el despido de empleados públicos no es la solución a la crisis fiscal, pues el Gobernador Fortuño despidió sobre 20 mil trabajadores sin que ello resolviera la crisis en las finanzas públicas. Por el contrario, agravó la situación por el impacto económico que esto tuvo en el sector privado y en donde se sacrificó el servicio público que brindan las agencias a los ciudadanos; y hoy vemos el resultado de esta mala decisión.

“Resulta ser una hipocresía, que bajo el pretexto de defender la nómina pública, le digan a la Junta de Control Fiscal que se pudieran despedir 805 empleados en el Departamento de la Familia, 789 en el Departamento de Educación, entre otras. Yo le exhorto a que le hablen con la verdad al país, a que le digan al servidor público que con sus acciones le están facilitando el trabajo a la Junta de Control Fiscal”, afirmó la líder sindical.

“Aquí de lo que estamos hablando es que ya la prioridad no es la defensa del pueblo de Puerto Rico y de los servicios que se brindan al pueblo, aquí quedo demostrado lo que siempre hemos dicho que iban a colocar primero a los bonistas por encima del pueblo, por encima de los niños que reciben servicios en estas agencias, así como por encima de los envejecientes y los indigentes que reciben servicios. No podemos quedarnos callados ante este atropello, es indignante y hay que censurarlo. Como sindicato, representante exclusivo de servidores públicos y parte del pueblo puertorriqueño estaremos defendiendo a los trabajadores en los foros que sea y donde sea”, enfatizó González.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.