Representantes del PNP arremeten contra Plan Fiscal del Gobierno

Politica_1024SAN JUAN  – El expresidente de la Cámara de Representantes, José Aponte Hernández, junto con los representantes del Partido Nuevo Progresista (PNP), Luis ‘Junior’ Pérez Ortiz, Ángel Bulerin Ramos y Antonio ‘Tony’ Soto Torres arremetieron el martes, contra la administración de Alejandro García Padilla y David Bernier por supuestamente, haber aumentado, la nómina gubernamental al punto de que ahora ambos quieren despedir alrededor de 12,836 empleados públicos.

“Desde el 2013 hemos levantado la voz de alerta ante el indiscriminado patrón de contrataciones que ha tenido esta administración del Partido Popular Democrático con los amigos del alma y parientes del corazón en todas las agencias y corporación públicas que componen el aparato gubernamental. No había ninguna justificación válida para que se elevaran las nóminas de las dependencias de esta manera. Es una hipocresía ahora venir a decir que se tiene que achicar el gobierno y que se hace imperativo despedir a 12,803 empleados públicos en 10 años. Sencillamente esto es un intento para sacar a personas que fueron nombradas bajo administraciones del PNP”, señaló Aponte Hernández en declaraciones escritas.

El líder legislativo añadió que “al mismo tiempo que le inventaban un sombrío cuadro fiscal a nuestra gente, la administración del PPD echó a un lado cualquier control que existiera ordenando la contratación masiva de nuevo personal, afiliado al partido popular, en un intento de atornillar a cientos de activistas políticos de cara a una inminente derrota electoral en noviembre”

Las expresiones del representante por acumulación surgen luego que el Primer Mandatario revelara a la Junta de Supervisión Fiscal federal su Plan Fiscal y de Crecimiento Económico a 10 años el cual contemple, entre otras cosas, la eliminación de 12,800 puestos de trabajo y la reducción del número de las agencias, de 114 que existen en la actualidad, a 66.

Para Pérez Ortiz, representante del Distrito #7 de Bayamón, la reducción del tamaño de la fuerza laboral en el gobierno fue orquestrada desde Puerta de Tierra (Comité Central del PPD).

“Ejemplos abundan del abuso que ha tenido el gobierno García Padilla-Bernier con las finanzas públicas. Sabiendo que estamos en crisis, en mayo pasado la Corporación del Fondo del Seguro del Estado se estaba buscando un Director de Apelaciones con un sueldo de 5,898.00 dólares, un Asesor Legal con paga de 4,518.00 dólares, un Ayudante Técnico con salario de 2,065.00 dólares, entre otras posiciones. Irónicamente, ninguna de las convocatorias era para un puesto de servicio directo al lesionado, razón de ser del Fondo. En el Departamento de Hacienda, donde supuestamente no hay dinero para pagar los reintegros, se abrió un proceso de reclutamiento de personal incluyendo varios puestos con salarios que rondan los 5,000 dólares al mes. Además, en la Compañía de Fomento Industrial atornillaron a empleados de confianza en puestos de carrera, ofreciendo a cada uno sueldos sobre los 72,000 dólares al año. Aquí vemos la verdad, este gobierno no ejerció control fiscal”, sostuvo Pérez Ortiz.

A estas nuevas contrataciones le tenemos que incluir lo que sucedió en el Cuerpo de Bomberos, donde se han aprobado asensos y nuevos reclutamientos que elevaron el gasto anual recurrente de la agencia en sobre 600,000 dólares . Lo mismo ocurrió en el Departamento de Corrección y Rehabilitación, en donde la nómina aumentó, también, en sobre 600,000 dólares.

Para Soto Torres, el mal llamado plan de García Padilla y David Bernier no es otra cosa que un intento de amarrarle las manos a la próxima administración.

“El plan fiscal que presentó el gobernador saliente es uno que carece de credibilidad pues al momento de presentarlo han atornillado a miles de empleados. Dicho plan es uno mal intencionado y que pretende imponer una camisa de fuerza a la próxima administración del PNP. Intentan forzar a nuestra administración a despedir empleados públicos lo cual es contrario a nuestra plataforma de gobierno y a nuestra propuesta del empleador único. El enfoque principal del plan del Partido Popular es despedir empleados públicos que fueron contratados por sus méritos y cualificaciones por administraciones anteriores mientras permiten que miles de atornillados que esta administración contrató a exagerados salarios continúen en sus puestos como si nada. Ciertamente, el PPD no valora a nuestros servidores públicos. David Bernier debe explicarle al pueblo de PR si favorece el plan presentado”, comentó el representante por el Distrito 6 de Cataño, Bayamón y Guaynabo.

Bulerin Ramos recalcó que supuestamente fue la Fortaleza la que le dio las espaldas a varias propuestas presentadas, tanto por legisladores del PNP así como del propio PPD, para restructurar el gobierno.

“La administración del PNP inicio un abarcador y detallado plan de reorganización de funciones en el gobierno. Incluso, se sometieron múltiples planes de reorganización de agencias para consideración de la Legislatura y varios de ellos se aprobaron para beneficio de la gente. Este desgobierno solo trabajo la restructuración de varias procuradurías y la Comisión Industrial con el único fin de sacar a sus directivos solamente porque estos fueron nombrados bajo otra administración. Nunca hubo voluntad de trabajar con la duplicidad de tareas en el gobierno, solo querían acomodar a sus amigos del alma y sacar a los penepés”, dijo el representante por el Distrito 37, el cual comprende los municipios de Río Grande, Loíza y Canóvanas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.