Las economías de Chile y Perú rebasarán en dos años a Venezuela

República Dominicana, Panamá, Nicaragua y Costa Rica son los países que creen con más fuerza en América Latina

Sede del Fondo Monetario en Washington ZACH GIBSON AFP

Sede del Fondo Monetario en Washington ZACH GIBSON AFP

América Latina es una región muy diversa y se refleja en el rendimiento económico de cada país. Los movimientos en el precio del petróleo, por ejemplo, tienen un efecto mayor para Colombia, Venezuela o Ecuador que en el resto. Lo mismo pasa con las fluctuaciones de las materias primas por el apetito de China. Y si lo que flaquea es la demanda del gran vecino del norte, el ajuste lo sufre más México. A los factores externos se le suman los problemas de cada país.

Esa heterogeneidad llega al extremo cuando se compara el producto interior bruto (PIB) de Brasil con el de Dominica. Con una riqueza de casi 3,2 billones de dólares en el pasado ejercicio, la economía brasileña es la mayor potencial regional. Las dificultades por las que atraviesa el país van a provocar que su PIB retroceda 64.000 millones este año. Eso equivale a juntar 80 dominicanas. El país caribeño aparece al fondo de la tabla como con la economía más pequeña.

1475713099_337243_1475860739_sumario_normal_recorte1

No hay que bajar tanto en la clasificación del Fondo Monetario Internacional para ver esta diversidad. Justo a la mitad aparece decimoquinta Paraguay con un PIB que este año será similar a lo que se comerá la recesión en Brasil. Pese a esta contracción anual del 3,3%, la economía brasileña seguirá preservando su liderazgo regional sin problema. El año próximo volverá a crecer lo suficiente para recuperar lo perdido y llevar su PIB a 3,3 billones en 2018.

México es la segunda potencia de América Latina, con una riqueza que este año rondará los 2,3 billones. Le sigue Argentina, cuya economía esta sumida en un complejo proceso de transición, con 879.400 millones de PIB en dólares corrientes. Colombia es la cuarta, con 690.400 millones. El grupo de cabeza lo cierra Venezuela, el país que atraviesa por la peor coyuntura de la región y el segundo más castigado por la crisis en todo el mundo.

La economía venezolana se contraerá este año un 10%. Su producto interior bruto se reducirá así hasta los 468.600 millones. La recesión continuará el año próximo y el siguiente. Eso provocará que en 2018 pierda dos posiciones en la clasificación, para ceder su puesto a Chile y Perú, actualmente sexta y séptima por tamaño. La economía peruana está siendo, de hecho, uno de los principales motores del subcontinente americano, con una expansión del 3,7% prevista para este año.

Las que más crecen

Es un rendimiento similar al que tendrá Bolivia, que aparece seis puestos por debajo en el ranquin con una economía cinco veces más pequeña. La economía peruana despuntará más incluso el año próximo, al expandirse a un ritmo del 4,1%. Pero si Brasil destaca por su tamaño, es la República Dominicana la que muestra más vigor de todas, con un crecimiento previsto para este año del 5,9%. Este avance hará que supere a Ecuador en 2018 y se coloque por detrás de Venezuela como la octava potencia regional.

Son los únicos cambios que se producirán en los próximos dos años en la clasificación de países latinoamericanos. Panamá, la decimoprimera economía de la región, es la segunda que más crece, con un robusto 5,2% previsto para este año. La previsión es que siga creciendo a un ritmo próximo al 6% durante los próximos cinco años, lo que le acercará cada vez más en tamaño a Guatemala, la décima del grupo, que está creciendo a un ritmo del 3,5%.

Son, junto a Nicaragua, con un 4,5%, y Costa Rica, un 4,2%, los nuevos tigres de una región que este año sufrirá una contracción del 0,6%. Es un rendimiento envidiable cuando se compara con el anémico 1,6% de Estados Unidos o el 1,7% de la zona euro. Tienen más fuerza también que España. La expansión de estos cuatro países de América Latina supera incluso la del conjunto de los países emergentes, que crecerán un 4,2% de media este año y un 4,8% en 2017. Y aunque Bolivia, Honduras y Paraguay no llegan al listón, también gozarán de tasas de crecimiento superiores al 3,5%.

El FMI se apoya en este grupo de cabeza para afirmar que la contracción en la región parece estar llegando a su fin. Su proyección es que el año próximo se logre un crecimiento del 1,6%, en gran medida gracias a la reactivación de América del Sur. Este grupo pasará de una contracción del 2% a un crecimiento del 1,1%. Se explica, también, porque Argentina pasa de sufrir una recesión del 1,8% este año a crecer un 2,7% el próximo. Centro América lo hará al 4%.

Las que hacen de lastre

Todos los países, salvo Costa Rica, Haití, Honduras y Paraguay, crecerán menos este año que en 2015. Y las únicas economías que harán de lastre durante los próximos dos años serán, además de Venezuela, las de Ecuador y Puerto Rico, que se contraerán un 2,5% y un 1,6% de media anual en el periodo. También está entre las rezagadas Uruguay, al sortear la recesión por solo una décima este año, aunque logrará repuntar un 1,2% el próximo. Haití crecerá un 1,5% y un 1,7% Chile.

Si lo que se echa es la vista más hacia el medio plazo, en cinco años se proyecta un crecimiento del 2,7% para el conjunto la región. Panamá liderará el grupo con un crecimiento del 6%, de acuerdo con las previsiones del FMI. Será el único con un rendimiento que supera al 5,1% que se anticipa para las economías emergentes mientras que las economías avanzadas estarán estancadas en el 1,7%.

República Dominicana será la segunda que más crezca, con una expansión del 4,5% en 2021. El tercer lugar lo compartirán Colombia, Costa Rica, Guatemala y Nicaragua, con crecimientos del 4% cada una. Todos los países crecerán, salvo Venezuela. Ecuador progresará un 1,5% mientras que Brasil y El Salvador no llegarán a la media de la región. México lo hará dos décimas por encima del promedio de los países latinoamericano, superada por Uruguay.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.