Diferencias en la tendencia de salud fiscal de los municipios apuntan a la ejecutoria de los alcaldes

CIPP_logoSAN JUAN  – A dos semanas de las elecciones generales, el Centro de Investigación y Política Pública (CIPP), organización sin fines de lucro responsable por la plataforma de ABRE Puerto Rico, publicó el lunes, la tercera edición de su Índice Municipal de Salud Fiscal, poniendo una lupa en el precario estado de las finanzas municipales.

Arnaldo Cruz, co-fundador y miembro de la Junta de Directores del CIPP y del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico explicó en declaraciones escritas que, “en la publicación del primer índice (del año fiscal 2013) descubrimos la inestabilidad en las finanzas de la mayoría de los municipios. Por ejemplo, durante el 2013 un total de 50 municipios tuvieron un déficit de ingresos sobre gastos en su fondo general y 43 municipios tenían déficit acumulado en su fondo general. No obstante, en la segunda publicación vimos cambios positivos en la mayoría de los indicadores. Ahora bien, en esta tercera publicación no hubo tantos cambios, pero sí se puede notar mucha disparidad entre municipios con buena salud fiscal versus los que no la tienen”.

En esta ocasión, el Índice incluye datos desde el año fiscal 2010 al 2015 por lo que se puede evaluar la tendencia de cada municipio durante este periodo. Cabe destacar que el CIPP genera el Índice Municipal de Salud Fiscal utilizando una metodología similar a la que utiliza el Mercatus Center de la Universidad de George Mason para evaluar la salud fiscal de los estados de Estados Unidos y esta metodología se ha aplicado de manera consistente para todos los años fiscales, a modo de poder observar las tendencias relativas entre los municipios a través del tiempo. Al momento de la publicación del Índice, los municipios de Ceiba, Santa Isabel y Villalba aún no habían publicado sus estados financieros auditados y no pudieron ser evaluados.

“Hay municipios y hay municipios”, resaltó Alvin Quiñones, co-fundador y presidente de la Junta de Directores del CIPP al indicar que la diferencia entre la salud fiscal entre los municipios es significativa. “Algunos municipios como Fajardo, Isabela y Cayey obtuvieron la mejor puntuación en el 2015 y consistentemente se han ubicado entre las posiciones más altas, mientras que municipios como Toa Baja y Yauco consistentemente se encuentran entre los peores”, comentó Alvin.

Sostuvo que, a pesar de que en los pasados dos años, la salud fiscal de los municipios según calculada por el Índice ha mejorado, todavía 38 municipios tienen un exceso de gastos sobre ingresos y 33 municipios dependen en más de 40% del gobierno central, lo que apunta a una insolvencia estructural.

“El Índice de Salud Fiscal debe ser una herramienta del ciudadano para evaluar las finanzas de su Municipio y el desempeño de su Alcalde. Estos Municipios con finanzas precarias, los cuales consistentemente han manejado sus operaciones de manera extravagante, reflejan la necesidad de cambios, ya sean políticos o gubernamentales”, destacó Arnaldo Cruz.

El Índice refleja, entre otras cosas, que Alcaldes que llevan varios cuatrienios en el mandato de un pueblo han empeorado sus finanzas en los últimos años. Este es el caso de municipios como San Germán, Jayuya, Dorado y Juncos, los cuales poseen Alcaldes que llevan por lo menos 15 años manejando las finanzas de estos municipios. Así mismo, se refleja que, no importa el tiempo que lleve un Alcalde al poder, si las finanzas no son manejadas adecuadamente la salud fiscal de los municipios puede empobrecer rápidamente. Este es el caso de municipios como Corozal, Vega Baja, Cabo Rojo y Toa Alta, los cuales tienen Alcaldes tomaron las riendas de sus pueblos en el 2013.

De los alcaldes que llevan varios cuatrienios, Bayamón, Cayey y Juana Díaz fueron los municipios que más mejoraron su salud fiscal durante este cuatrienio, mientras que, de los municipios con alcaldes nuevos, Las Marías, Arecibo y Florida demostraron la mayor mejoría en el mismo período. “El Índice puede utilizarse de diversas maneras incluyendo para establecer política pública municipal, en el proceso presupuestario y por el sector privado para entrar en relaciones de negocios con los municipios”, enfatizó Elizabeth Pérez, co-fundadora del Centro de Investigación y Política Pública.

Arnaldo Cruz resaltó la importancia de repensar las estructuras y modelos de financiamiento, ya que el gobierno estatal reparte más de 500 millones de dólares anuales a todos los municipios y muchos de estos han demostrado una pobre ejecutoria. “Por ejemplo, los 10 municipios con peor puntuación recibieron sobre 68 millones de dólares del gobierno estatal durante el 2015 para sufragar gastos recurrentes. Esperamos que nuestro Índice cree conciencia tanto en los ciudadanos, como en el gobierno estatal y que en algún momento sirva como disuasivo para el mal manejo de las finanzas de un municipio.”

Los 10 municipios con peor puntuación para el 2015 fueron: Loíza, Yauco, Cabo Rojo, Ciales, Canóvanas, Patillas, Salinas, Ponce, Vega Baja y Toa Baja. Mientras los 10 municipios con mejores puntuaciones lo fueron: Fajardo, Isabela, Cayey, Rincón, Aibonito, Hatillo, Gurabo, Barranquitas, Humacao y Culebra.

El co-fundador y miembro de la junta de directores del CIPP concluyó indicando que “la misión del CIPP siempre ha sido facilitarle a la ciudadanía el acceso a datos públicos y las herramientas para analizarlos y el Índice es una herramienta adicional disponible a la ciudadanía para evaluar la salud fiscal de sus municipios y la ejecutoria de sus alcaldes. Invitamos a todos los puertorriqueños a buscar más información sobre sus municipios y el desempeño de sus Alcaldes para que puedan tomar decisiones informadas durante el proceso eleccionario.”

Para obtener más detalles del Índice Municipal de Salud Fiscal, pueden acceder a: http://fiscal.cipp-pr.org/.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.