Consejería grupal para enfrentar dificultades al tener preferencias sexuales diferentes

Por: Lymaris Rivera Vélez Estudiante de Maestría en Consejería en Rehabilitación. Universidad Central de Bayamón

GayLas siglas LGBT designan colectivamente a Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero. Su uso moderno intenta enfatizar la diversidad de las culturas basadas en la sexualidad y la identidad de género y se puede aplicar para referirse a alguien que no es
heterosexual. La orientación sexual y la identidad de género son aspectos integrales de la individualidad y en ningún momento deberían ser motivo de discriminación ni abusos. Sin embargo, este grupo LGBT a menudo confrontan dificultades de aceptación  y  son afectados por la violencia física o psicológica debido a sus preferencias, su aspecto o
quiénes son.
Debido a las dificultades que enfrenta la mayoría de esta población, se hace necesario ayuda de parte de un profesional de la salud mental.  Ofrecer servicios a esta comunidad implica conocer la realidad de esta población y los procesos o dificultades específicos, en algunos casos exclusivos, de estas personas. Así como ofrecer las herramientas apropiadas y prepararlos para enfrentar un mundo con ideas un tanto diferentes. Esta ayuda puede ofrecerse a través de la consejería individual, de familia, de parejas o grupal.

Se ha identificado la consejería grupal como una de las ayudas más efectivas para atender las necesidades emergentes en la comunidad LGTB como lo son:

  • Eliminar cualquier sentimiento de culpa, vergüenza, depresión, rechazo, inseguridad  y otros, a través de la creación de un espacio de confianza donde se pueda dar un ambiente de expresión con toda libertad hacia los compañeros del grupo y el terapeuta.
  • Ayudar a aquellas personas que se sienten aisladas y que les cuesta establecer relaciones interpersonales. Se trata también de crear estrategias de afrontamiento adecuadas para una comunicación social de la propia orientación sexual.
  • Revisar las falsas creencias con respecto a la perspectiva de género y crear estrategias para afrontarlas adecuadamente a nivel
  • Identificar  las herramientas adecuadas para afrontar los posibles problemas que puedan surgir en diferentes áreas de la vida (familiar, laboral, amistades, pareja, etc.)
  • Mejorar  las relaciones interpersonales.
  • Evitar comportamientos autodestructivos, manejo del estrés, la ansiedad y la depresión.

Una de las ayudas más beneficiosas es la consejería grupal donde  se comparte   una serie de vivencias individuales  y  se recibe retroalimentación de otros participantes quienes enfrentan la misma situación. Esto provoca el desarrollo de un fenómeno conocido como universalidad, es decir, que no son los únicos con esta situación. Además se promueve el desarrollo de la esperanza, ya que otros han
podido manejar la situación. Se crea un clima de confianza que invita
a la catarsis en un lugar donde impera la confidencialidad y la aceptación.

El consejero en rehabilitación es uno de los profesionales de la salud mental que puede ofrecer ayuda a esta población tan marginada y mal entendida en nuestra sociedad. Es un profesional licenciado que puede ofrecer terapia individual, grupal, familiar y de parejas. Cuando hay cosas en la vida que no funcionan muy bien, pero no sabemos cómo resolverlas, es importante pedir ayuda. Una  alternativa es solicitar ayuda profesional.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.