Comienza construcción de nuevo edificio del FBI en Puerto Rico

En esa foto están de derecha a izquierda: Douglas Leff, director del FBI PR, David Bowdich, quien es el tercer oficial en mando del FBI, Denise Pease, administradora de la Administración Federal de Servicios Generales, el gobernador Alejandro García Padilla, el comisionado residente, Pedro Pierluisi y el contratista Kevin Walsh, encargado de la construcción.

En esa foto están de derecha a izquierda: Douglas Leff, director del FBI PR, David Bowdich, quien es el tercer oficial en mando del FBI, Denise Pease, administradora de la Administración Federal de Servicios Generales, el gobernador Alejandro García Padilla, el comisionado residente, Pedro Pierluisi y el contratista Kevin Walsh, encargado de la construcción.

SAN JUAN – El gobierno de Estados Unidos anunció el jueves el inicio de la construcción de un nuevo edificio para el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en ingles), el cual deberá estar completado para septiembre de 2019 a un costo de 85 millones de dólares.

“Las facilidades actuales del FBI dejan mucho que desear. Este nuevo edificio, que va a tomar cerca de tres años en construirse, va a ser el centro de operaciones del FBI en Puerto Rico. Y esta construcción refleja el compromiso del FBI y del Gobierno de Estados Unidos con el pueblo de Puerto Rico. Fueron años de muchos reclamos para que esta construcción se diera y finalmente se hizo realidad”, dijo el comisionado residente, Pedro Pierluisi, quien junto al gobernador Alejandro García Padilla participó de la actividad.

Como parte del esfuerzo de desarrollo económico para Puerto Rico, el 70 por ciento del dinero que se utilizara en la construcción tiene que utilizarse para pagarle a contratistas que tienen negocios en Puerto Rico.

El edificio, que será de cinco pisos, estará justo al lado del Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico en Hato Rey. En sus facilidades ubicarán todas las divisiones, laboratorios, grupos de trabajo y operaciones del FBI. En el mismo, trabajarán 358 personas que actualmente se encuentran dispersos en otras facilidades.

David Bowdich, quien es el tercer oficial en mando del FBI, expuso que el edificio “es un símbolo de los valores del FBI, del compromiso con el pueblo de Puerto Rico. Es un símbolo del bien y el mal. Desde este lugar, haremos operaciones de contrainteligencia. Nos aseguraremos de que protegeremos a la nación contra amenazas terroristas domesticas e internacionales. Crímenes violentos, crímenes de cuello blanco y en esa sombrilla estamos comprometidos con atacar la corrupción pública. Yo he viajado el mundo y puedo decir que la corrupción pública es rampante y sistémica. Ningún gobierno es inmune a ella. La diferencia de una gran sociedad es como la identifica, la enfrenta y la combate. Tienen nuestro compromiso de que atenderemos con mucha firmeza la corrupción pública desde este edificio”.

En la actividad participó además la administradora de la Administración Federal de Servicios Generales, Denise Pease, quien a su vez es parte del Grupo de Trabajo creado por la Ley PROMESA sobre Puerto Rico.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.