Bonistas dicen esperarán por el próximo gobernador para encontrar una solución

NoticiasWASHINGTON  – El grupo ad hoc de titulares de bonos de Obligación General de Puerto Rico dijeron el viernes, que esperarán al próximo gobernador a ser electo para así, buscar “una solución”.

“Estamos deseosos de trabajar con la Junta de Control Fiscal y el próximo gobernador para alcanzar una solución para Puerto Rico”, expresaron el Grupo ad hoc de titulares de bonos de obligación general de Puerto Rico en declaraciones escritas.

“En su nuevo plan fiscal y en sus palabras a la Junta de Control Fiscal, el gobernador García Padilla continuó demostrando un menosprecio total por la solidez fiscal, por la exactitud respecto a los hechos, y por sus obligaciones en virtud de PROMESA y la Constitución de Puerto Rico”, añadieron.

El gobernador Alejandro García Padilla dio a conocer un plan fiscal modificado e hizo una presentación ante la recientemente designada Junta de Control Fiscal.

García Padilla presentó el viernes a la Junta de Control Fiscal su Plan de Ajuste Fiscal a 10 años, el cual mantiene a Puerto Rico en un déficit multimillonario si no se toman medidas concretas a nivel de Estados Unidos sobre la Isla.

“Si las cosas no cambian en la isla, terminaríamos los próximos 10 años con un déficit acumulado de 34 mil millones de dólares. Que las cosas no cambien quiere decir que si se mantiene el mismo nivel de asistencia federal que actualmente recibimos”, dijo el gobernador a los funcionarios de la Junta de Control Fiscal en la ciudad de Nueva York.

“Si perdemos la ayuda federal que actualmente recibimos, sobretodo, los que llegan por concepto de la Ley de Protección a Pacientes y Cuidados de Salud Asequibles (Obamacare) para los servicios de salud y los créditos que se dan en Puerto Rico contra los impuestos por ingresos federales, el déficit acumulado para 10 años será de 59 mil millones de dólares”, añadió.

Según el gobernador, inclusive, “luego de implantar las medidas en la isla del plan fiscal que podemos controlar en Puerto Rico, nuestro déficit acumulado será de 40 mil millones de dólares. Encima de eso, si quitas todo el pago para el servicio de la deuda para los próximos 10 años, que totalizan 34 mil millones de dólares, proyectamos que el Estado Libre Asociado comoquiera tendría un déficit aproximado de 6 mil millones de dólares”.

“Así que el mensaje debe ser claro: Sin un cambio en las políticas federales y sin un cambio en la economía a un camino de crecimiento, no habrá dinero para pagar ninguna deuda que afecte la capacidad del Estado Libre Asociado de proveer servicios esenciales”, sentenció.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.