Así destruyó Perú más de 7 toneladas de drogas ilícitas

Las siete toneladas de drogas ilícitas fueron incautadas entre julio y octubre de 2016, según informó el Ministerio del Interior de Perú.

Las siete toneladas de drogas ilícitas fueron incautadas entre julio y octubre de 2016, según informó el Ministerio del Interior de Perú.

(CNN) – Este martes, funcionarios del gobierno de Perú se pusieron trajes especiales contra materiales peligrosos para quemar aproximadamente 7 toneladas de drogas ilícitas.

La quema incluyó 2.844 kilogramos de pasta básica de cocaína; 3.571 kilogramos de clorhidrato de cocaína y 1.341 kilogramos de marihuana. El resto corresponde a opio y amapola.

Esta es la primera quema de drogas del nuevo gobierno encabezado por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, según un comunicado del Ministerio del Interior de Perú.

El ministro del Interior Carlos Basombrío Iglesias estuvo presente en el evento, caminando con una máscara a lo largo de filas y filas de bolsas plásticas que contenían varios tipos de drogas.

Perú, que produce materiales primarios para drogas, como la planta de coca y la planta de la marihuana, es también uno de los principales productores de cocaína.

En 2013, Naciones Unidas dijo que Perú era el primer productor mundial de cocaína, un título que perdió contra Colombia en los últimos años.

La planta de coca ha sido usada por las comunidades de Perú desde las civilizaciones antiguas con propósitos medicinales.

El ministro del Interior reveló las cifras de lo que esta droga hubiera costado si hubiera alcanzado los mercados internacionales.

“Para darles una idea, sólo en la cocaína quemada, si hubiera alcanzado los mercados de Estados Unidos, hubiera costado 140 millones de dólares. En Europa, 218 millones de dólares y en Oceanía, casi mil millones de dólares”, dijo Basombrío Iglesias.

El decomiso de toda esta droga tomó varios meses. La Policía Nacional trabajó en diferentes operaciones en varias zonas del país entre julio y octubre.

El general de la Policía Vicente Romero Fernández dijo que la Policía también se ha apoderado de 64 pistas de aterrizaje clandestinas.

Según el comunicado este “acto de incineración corresponde al cuarto proceso de destrucción de droga del año”. Con esta quema, se suman ya más de 25 toneladas de droga destruidas.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.