Arrepentido García Padilla de haber nombrado a convictos coacusados en caso Anaudi

10-07-6_agpSAN JUAN – El gobernador Alejandro García Padilla dijo el viernes que se arrepiente de haber nombrado a los cuatro convictos en el esquema de corrupción del convicto exrecaudador de su Partido Popular Democrático (PPD).

“No era lo que yo conocía de ellos”, dijo García Padilla a preguntas de la prensa.

García Padilla se responsabilizó por las acciones de los funcionarios que ahora esperan por ser sentenciados en el mes de febrero.

“Eso paso en mi gobierno. No lo puedo negar”, dijo.

A eso de las 10:33 de la mañana del viernes, y durante el tercer día de deliberación, el jurado determinó por unanimidad, culpable a Sally López Martínez, Ivonne Falcón Nieves, Marielis Falcón Nieves y Glenn Rivera Pizarro por participar de un esquema de corrupción ideado por el exrecaudador del Partido Popular Democrático (PPD), Anaudi Hernández Pérez, quien se declaró culpable por 14 cargos en su contra, el pasado 18 de febrero.

Por su parte, el presidente del PPD David Bernier, reaccionó a la convicción de los cuatro coacusados e indicó que se debe eliminar el inversionismo político.

“La decisión del jurado en el caso ventilado en el Tribunal Federal, así como otros casos ante la opinión pública en este momento como el escándalo de la Superintendencia del Capitolio en la pasada Legislatura, plantean la urgencia de erradicar de una vez y por todas las nefastas influencias del inversionismo político en el gobierno y en nuestros partidos. Solo con honestidad, liderato y credibilidad para tomar las decisiones que nos lleven a una política limpia y libre de corrupción devolveremos la confianza al país en sus instituciones y en el proceso político. A eso han ido dirigidas mis acciones y propuestas y ese es mi compromiso”, dijo Bernier en declaraciones escritas.

Por otra parte, la candidata a la gobernación del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María De Lourdes Santiago, aseguró en declaraciones escritas que “La culpabilidad de los involucrados en el esquema de inversionismo político del PPD, que se suma a episodios similares en el PNP, coloca sobre la mesa dos hechos incuestionables: la naturaleza corrupta de esos dos partidos y la necesidad de eliminar las aportaciones privadas que no constituyen un ejercicio de libre expresión, sino una forma de compra de conciencias”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.