Abren la llave de paso para acueducto comunitario en Canóvanas

recoa_1CANÓVANAS  – El representante del Distrito 38, Javier Aponte Dalmau, anunció el jueve, que tras años de intenso trabajo entre varias agencias del Gobierno y dicho cuerpo legislativo, bajo un modelo novel de desarrollo económico y autogestión, se concluyó la primera etapa del proyecto que permite suplir agua potable a los residentes del sector de Valle Hill del barrio San Isidro de Canóvanas.

Aponte Dalmau dijo que lideró dicha iniciativa denominada Renacer Comunitario y Autogestión (ReCoA). La misma se estableció para identificar las oportunidades de desarrollo socioeconómico de la región y atender el problema de inundabilidad de la zona.

El representante explicó que la gente que allí reside lo hace en su mayoría bajo condiciones de extrema pobreza. “No tienen agua potable, las tomas de energía eléctrica y demás utilidades son ilegales no necesariamente porque quieran, sino porque no existía manera de poderlas legalizar”, abundó Aponte Dalmau en declaraciones escritas.

La alcaldesa de Canóvanas, Lornna Soto, reconoció los esfuerzos del grupo comunitario para impulsar esta iniciativa del gobierno estatal y de la Cámara de Representantes.

La creación de este proyecto en el que participan el Departamento de Recursos Naturales, la AAA, la Oficina de Comunidades Especiales, la Guardia Nacional, la Junta de Planificación, el Departamento de la Vivienda y la Agencia de Protección Ambiental (EPA); busca que FEMA pueda levantar la restricción que le ha impuesto por ser una zona inundable, y que eventualmente, las familias puedan aspirar a lograr obtener su título de propiedad. Además, procura que finalizada la obra, 900 familias puedan contar con agua potable.

Para el desarrollo de la primera fase, el representante Aponte Dalmau diligenció todo lo relacionado a los permisos de las agencias federales, para que los voluntarios de la Guardia Nacional pudieran llevar a cabo la instalación de toda la tubería requerida.

Mediante legislación, se asignaron los 115 mil dólares, que permitieron los estudios hidrológicos que validarían la viabilidad del proyecto. “Su viabilidad es tan llamativa que el Cuerpo de Ingenieros actualmente está en un proceso de aprobación de un “grant” federal para llevar a cabo las próximas fases de Estudio Ambiental y Diseño por un costo de 900,000 dólares quienes contestan para este próximo diciembre”, destacó el representante carolinense.

Entretanto y con una inversión inicial de 310,000 dólares la AAA, donó 30,000 pies lineales tubería y 50,000 dólares de clohorinación de agua y pruebas de presión. Además, con la asignación de 60,000 dólares de la Cámara de Representantes, pudo encaminarse la primera fase que beneficiará a 245 residentes.

Aponte Dalmau reconoció el trabajo de todos los organismos que participan activamente de esa iniciativa. En especial, del director ejecutivo de la AAA, Alberto Lázaro y de la líder comunitaria de Valle Hill, Janet Lozada. Lozada estableció la Asociación de Residentes que administrarán el consumo de agua en la comunidad.

“El compromiso de esta comunidad ha sido tal que han sido parte indispensable de su origen hasta la instalación de las tuberías. Ya se ha acordado una tarifa fija que consumirán los primeros 245 residentes y eventualmente los demás que se conecten a la infraestructura de la AAA quienes a través de la Asociación efectuarán sus pagos a la corporación pública”, destacó.

El también presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, Comercio, Industria y Telecomunicaciones, instó a las comunidades a unir esfuerzos para lograr cuerdos, alianzas y proyectos que propicien su pleno desarrollo social.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.