19 playas contaminadas según la JCA

jcaSAN JUAN  – El Área de Calidad de Agua de la Junta de Calidad Ambiental (JCA) informó el jueves, que diecinueve playas no están aptas para bañistas debido a que se detectaron bacterias Enterococos (indicador) en concentraciones que superan los parámetros de calidad determinado en los muestreos tomados los días 17 y 18 de octubre de 2016.

Tras ser sometidas al análisis correspondiente en el Laboratorio de Investigaciones Ambientales de Puerto Rico de la JCA, las siguientes playas se encuentran con bandera amarilla: Tropical Beach en Naguabo, Balneario Punta Guilarte en Arroyo, Balneario de Patillas, Balneario Punta Santiago en Humacao, Playa Azul en Luquillo, Balneario La Monserrate en Luquillo, Playa Mar Chiquita en Manatí, Balneario Puerto Nuevo en Vega Baja, Balneario Cerro Gordo en Vega Alta, Playa Muelle de Arecibo, Balneario Manuel “Nolo” Morales en Dorado, Playa Guayanés en Yabucoa, Playa Ocean Park en San Juan, Balneario El Escambrón en San Juan, Playa Sixto Escobar en San Juan, Playita del Condado, Playa El Alambique en Carolina, Balneario de Carolina y Playa Vacia Talega en Loíza.

“La recomendación principal de la agencia es que los bañistas eviten el contacto primario con estos cuerpos de agua, debido a que los organismos patógenos pueden ocasionar enfermedades en la piel, los ojos, la nariz, la garganta y en el sistema gastrointestinal” expresó la gerente interina del Área de Calidad de Agua de la JCA, Wanda García Hernández en declaraciones escritas.

La JCA resaltó que luego de eventos de lluvias continuas no es recomendable que se entre en contacto con cuerpos de agua hasta que transcurra veinticuatro (24) horas luego de que estos hayan finalizado ya que es mucho más latente el desarrollo de bacterias en los mismos. Toda persona debe evitar bañarse en las partes de las playas que estén cercanas a desembocaduras de ríos y quebradas.

Las causas más comunes, según las investigaciones de la agencia, son los contaminantes que son arrastrados por las escorrentías pluviales, contaminación de quebradas y ríos, comunidades sin alcantarillado sanitario o sistemas de manejo de aguas residuales adecuados, pozos sépticos mal diseñados y su pobre mantenimiento y descargas no autorizadas en el sistema pluvial.

Al amparo de la Ley Federal Beaches Environmental Assessment and Coastal Health Act de 2000, el Área de Calidad de Agua de la JCA ha implementado el Programa de Monitoria de Playas y Notificación Pública (PMPNP), cuyo fin es reducir el riesgo de enfermedades a las cuales pudieran estar expuestos los bañistas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.