Policía asegura tener evidencia suficiente en caso menor llevada del hospital

PoliciaSAN JUAN  – El teniente José Rosa, director de la División de Arrestos Especiales, aseguró el miércoles que las autoridades tienen la evidencia suficiente para sostener en los tribunales el caso contra la madre, la pareja y el abuelo que se llevó a su nieta a la fuerza el pasado viernes del Hospital Pediátrico de Río Piedras.

“Se hizo una investigación exhaustiva y al prueba que se recopiló indicó que hubo comisión de delito. Esa prueba fue evaluada por un fiscal que autorizó radicación de cargos criminales”, dijo Rosa en entrevista radial (NotiUno) ante cuestionantes sobre si el caso prevalecerá en los tribunales.

“Hubo una investigación. El Departamento de la Familia no concluyó la evaluación final de la menor. La menor requería tratamiento médico adicional. Ella fue retirada sin que hubiese un tratamiento médico. Además, hubo agresión por parte del abuelo a la salida del hospital. Inclusive, hubo un accidente estando la menor presente y no recibió tratamiento médico por el accidente”, relató al justificar la radicación de cargos por maltrato contra el abuelo y la madre de la niña de cinco años.

Agentes de la División de Arrestos Especiales y Extradiciones arrestaron al abuelo de la niña, Kelly Robert Swayden, la madre de la menor, Jaden Ewing y a la novia del abuelo, Isabella Marie Kennedy, cerca de las 3:30 de la tarde del martes en el motel El Girasol en Aguadilla, donde se encontraban con la menor. Los detenidos fueron llevados al Cuartel General en Hato Rey para el procesamiento.

Al ser arrestados, el abuelo alegó que en el hospital intentaron “robarle” a su nieta, por lo que se llevó la menor junto con su madre. “Esa es la alegación que él está haciendo. La realidad es que la División de Robo a Bancos realizó una investigación bastante compleja y recopilaron evidencia que fue suficiente para que un fiscal entendiera que hubo comisión de delito y radicara cargos en el tribunal. Inclusive, un juez encontró causa probable”, aseguró Rosa.

La Policía informó que estas tres personas quedaron libres bajo fianza, luego que fueran procesadas la madrugada del miércoles por cargos relacionados a este caso. La madre de la menor, enfrenta cargos por violación al artículo 58 de la Ley 246 de Maltrato de Menores, mientras que Kennedy enfrenta un cargo por encubrimiento de acuerdo al artículo 280 del código penal.

El detalle policial indica que la jueza María de Lourdes Camarero del Tribunal de San Juan encontró causa por los delitos imputados y le impuso a Ewing una fianza de 50,000 dólares y a Kennedy una fianza de 25,000, que prestaron. La vista preliminar fue programada para el 3 de octubre en el Tribunal de San Juan.

“Según nos informó el teniente Ayala, él (Robert Swayden) también prestó la fianza”, informó a CyberNews el personal de prensa del Cuartel General en una comunicación escrita.

Robert Swayden enfrentaba desde el pasado domingo un cargo en ausencia por maltrato con intención contra la menor, ordenado por la fiscal Marilyn Cruz de la Unidad Especializada de Delitos Sexuales y Maltrato a Menores y una orden de remoción por parte del Departamento de la Familia (DF). El juez Jimmy Sepúlveda del Tribunal de San Juan le había señalado una fianza en ausencia de 100,000 dólares, por lo que emitió una orden de arresto en su contra, que sería diligenciada tras su arresto.

La niña fue llevada inicialmente al hospital Ashford en Condado el sábado por la compañera del abuelo por una sospecha de abuso sexual. Luego la menor fue trasladada al Centro Médico de Río Piedras, de donde su abuelo se la llevó.

Las autoridades informaron que Robert Swayden, es un empresario norteamericano que vino a la isla a hacer negocios.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.