Pierluisi anuncia asignación de casi $20 millones para combatir y reducir el Zika en Puerto Rico

youtube.com

youtube.com

SAN JUAN  – El comisionado residente, Pedro Pierluisi, anunció el miércoles, que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) otorgó una asignación de 13.9 millones de dólares para el Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico, con el objetivo de establecer la primera unidad de control de vectores en Puerto Rico y reducir la población de mosquitos “Aedes aegypti” en la Isla.

Por otra parte, el Departamento del Trabajo federal aprobó una asignación de 6 millones de dólares para la creación de 300 empleos temporeros para ayudar en los esfuerzos de prevención y recuperación del virus del Zika en la Isla.

“Con estos fondos, el Fideicomiso establecerá la unidad, que implantará un plan integrado de vigilancia y control de mosquitos y llevará a cabo actividades de control de éstos en todo Puerto Rico. Mientras, el Departamento del Trabajo de Puerto Rico, podrá emplear a trabajadores temporeros para ayudar con los esfuerzos de recuperación tras el brote del virus Zika, a través de una Asignación Federal para Trabajadores Desplazados (National Dislocated Worker Grant)”, dijo Pierluisi en un comunicado de prensa.

Mencionó que el control de vectores utiliza varios enfoques para reducir las poblaciones de mosquitos, incluyendo la eliminación de fuentes de agua estancada donde los mosquitos ponen sus huevos y el uso de adulticidas, larvicidas, y trampas de mosquitos. Dijo que la participación de la comunidad y la educación es también una parte integral de este enfoque, con el propósito de que los miembros de la comunidad comprendan los riesgos de enfermedades como Zika y la forma en que mejor pueden protegerse de las picaduras de mosquitos.

“Desde el 31 de diciembre del año pasado, cuando se confirmó en Puerto Rico el primer caso de transmisión local de Zika en los Estados Unidos, hemos estado en constante comunicación con el director de los CDC, el Dr. Tom Frieden, y su personal, así como con la Secretaria de Salud federal, Sylvia Burwell, y me consta que éstos han estado proporcionando apoyo continuo a Puerto Rico. Hoy vemos más resultados sobre esas gestiones. Con estos $13.9 millones en fondos federales, se establecerá la primera unidad de control de vectores en Puerto Rico para reducir la población de mosquitos “Aedes aegypti” en la Isla, y evitar la transmisión de virus de estos mosquitos a seres humanos. Debo señalar que posiblemente la asignación se repita por los próximos cuatro años para un total de 65 millones de dólares, lo que la haría una de las asignaciones más grandes que he visto”, dijo Pierluisi.

En cuanto a la creación de empleos, el comisionado residente añadió que “esto es una asignación inicial que le permitirá a Puerto Rico crear empleos temporeros necesarios que tanta falta hacen para ayudar en el control de mosquitos “Aedes aegypti” y evitar que el virus del Zika se sigan esparciendo”.

“En el 2010, hubo más de 20,000 casos sospechosos de dengue en Puerto Rico, y unas 30 muertes relacionadas con la fiebre hemorrágica del dengue. De acuerdo con un estudio publicado en el American Journal of Tropical Medicine and Hygiene, el costo total anual de la prevención y tratamiento del dengue en Puerto Rico para los hogares, el gobierno, compañías de seguros y patronos, es de más de 46 millones de dólares. En el 2014, se identificó el chikungunya por primera vez en Puerto Rico. Ese año, el Departamento de Salud de Puerto Rico confirmó unos 4,000 casos de chikungunya, incluyendo varias muertes en el que chikungunya pudo haber sido un factor, y el número de casos reales mucho mayor. Ahora, esta misma especie de mosquito está transmitiendo Zika”, agregó.

Indicó que Puerto Rico es la jurisdicción americana más afectada por el virus Zika. El Zika se transmite por las picaduras de los mosquitos Aedes aegypti hembra, que también transmiten chikungunya y el dengue. La infección con Zika durante el embarazo puede causar defectos de nacimiento graves y se asocia con otros problemas durante el embarazo. De acuerdo con información publicada por el Departamento de Salud de Puerto Rico, al 15 de septiembre, hay 19,967 casos confirmados de Zika en Puerto Rico, incluyendo 1,706 casos en mujeres embarazadas; 150 hospitalizaciones por Zika; y 48 casos de síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad poco frecuente del sistema nervioso que pudiera estar vinculada al Zika. También se han reportado casos de transmisión local de Zika en las Islas Vírgenes (265), Samoa Americana (46), y Florida (43).

“El Zika, el chikungunya y el dengue tienen efectos profundamente negativos en Puerto Rico, y estos problemas persistirán si no se toma un nuevo e innovador enfoque. Estos virus pueden causar complicaciones de salud graves y de larga duración e incluso muertes; sobrecargan los hospitales; desestabilizan Medicaid, Medicare y al sistema privado de salud; y socavan el crecimiento económico, al provocar que las personas enfermas dejen de trabajar, al afectar de manera adversa el turismo. Los ciudadanos pueden tomar medidas de sentido común para reducir las posibilidades de que sean picados por un mosquito, pero ésta no es una solución integral. La única manera de evitar la transmisión de estos virus de mosquitos a seres humanos es a través del control de vectores, que consiste en reducir drásticamente el número de mosquitos “Aedes aegypti” en la Isla”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.