Opinión adversa de la contralora al RUM

RUMSAN JUAN – La contralora Yesmín Valdivieso dio a conocer el lunes un informe de auditoría con opinión adversa sobre las operaciones relacionadas con los acuerdos de investigación y desarrollo del Centro de Investigación y Desarrollo del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico.

“La auditoría revela que los acuerdos de investigación y desarrollo no cumplieron con la reglamentación federal ya que ni el CID ni los auspiciadores eran considerados como un laboratorio federal con capacidad de contratar mediante un acuerdo CRADA – Cooperative Research and Development Agreement. Dichos acuerdos tampoco fueron remitidos a la Oficina del Contralor conforme al reglamento 33”, expuso Valdivieso en declaraciones escritas.

“Además, el Investigador Principal y Catedrático del Departamento de Ciencias Marinas del RUM tenía un conflicto de interés ya que figuraba como Agente Residente, Miembro y Administrador de la empresa auspiciadora que obtuvo la contratación de un proyecto para el desarrollo comercial de fuentes de energía alterna mediante el uso de micro algas. La contratación de dicha empresa tampoco fue notificada al Rector del RUM ni al Vicepresidente en Investigación y Desarrollo de la UPR según instruye la Certificación 68 de la UPR. La auditoría recomienda a la directora ejecutiva de la Oficina de Ética Gubernamental considerar esta situación para que tome la acción que corresponda”, añadió.

Valdivieso mencionó que el Informe señala que sin formalizar un contrato escrito y contrario a la ley, la UPR desembolsó 179 mil dólares de fondos públicos para costear el traslado de una casa solar de Mayagüez a Washington, DC como parte del evento Solar Decathlon 2005. Este proyecto iba a ser auspiciado por una empresa privada que nunca desembolsó el dinero y el RUM tuvo que asumir dichos gastos.

El Informe de Auditoría cubre del 1 de julio de 2011 al 31 de julio de 2015.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.