Mal parado gobierno municipal de Cabo Rojo en auditoría de contralora

caborojo_escSAN JUAN – La contralora Yesmín Valdivieso dijo el miércoles que una auditoría emitió una opinión adversa sobre la administración del presupuesto, los desembolsos y la contabilidad del municipio de Cabo Rojo.

Según Valdivieso, el Informe revela desviaciones de disposiciones de ley y de reglamentación por los déficits presupuestarios en el Fondo Operacional, sobregiros en fondos municipales e ingresos sobrestimados.

“Para los años fiscales del 2012 al 2015 los déficits ascendieron a 1.1, 7.5, 3.2 y 3.3 millones de dólares respectivamente lo que representó un déficit del 5 por ciento, 32 por ciento, 14 por ciento y 15 por ciento del presupuesto total del municipio, y también se sobrestimaron los ingresos de partidas municipales por 1.5, 3, 1.1 y 2 millones de dólares para dicho periodo. El municipio no consignó una partida para cubrir el déficit acumulado en el presupuesto del 2015-16, situación que reduce los recursos disponibles para el año fiscal siguiente y es contrario a las directrices establecidas por la Oficina del Comisionado de Asuntos Municipales”, expuso Valdivieso en declaraciones escritas.

Mencionó que el Informe de cuatro hallazgos señala que de julio de 2011 a junio de 2014, los alcaldes en funciones y la Legislatura Municipal autorizaron 1,004 transferencias de crédito por 7 millones de dólares sin las certificaciones de sobrantes requeridas contrario a la Ley 81-1991.

“Esta situación limita la capacidad de pago para cumplir con los compromisos para los cuales se separaron los créditos”, sentenció.

“La auditoría identificó -de febrero de 2013 a febrero de 2015-, deficiencias con los comprobantes de desembolso y sus justificantes, entre otros, la falta de información de las direcciones físicas y electrónicas de los negocios, o la falta de la firma del licitador. Además, en las cuentas bancarias del Municipio se mantenían al 30 de junio de 2015, 2.4 millones de dólares en 188 fondos especiales que habían permanecido inactivos por periodos que excedían el año. Los funcionarios municipales no pudieron ofrecerle a nuestros auditores las razones de la inactividad de estos fondos”, añadió.

El Informe comenta además que se realizó un préstamo por 6 millones de dólares en el Banco Gubernamental de Fomento para el pago de deudas contraídas en años anteriores (3.7 millones de dólares), devolver dinero al fondo especial de resoluciones conjuntas (2.3 millones de dólares) y para gastos de financiamiento (30 mil dólares). Estas deudas acumuladas del 2011 al 2014, se atribuyen a que el Municipio no realizó los pagos obligados a entidades del gobierno y privadas como el plan médico de los empleados municipales.

La auditoría cubre el periodo del 1 de julio de 2011 al 30 de junio de 2015.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.