La música como producto de exportación

Suministrada

Suministrada

EL CAPITOLIO – El productor Ángelo Medina sugirió el miércoles, que el estado atraiga capital privado a través de la otorgación de beneficios similares a los que recibe la industria del cine y como sucede ya en países como España, Méjico y Argentina en alguna medida.

“La mayor materia de exportación son nuestros músicos. No hemos visto la música como un trampolín de exportación en Puerto Rico. El desarrollo económico también en esta industria, sostuvo el productor con 40 años de experiencia en la industria al hacer referencia a los empleos directos e indirectos que crea la industria”, dijo Medina en un comunicado. Medina comparó la inversión que ha hecho el estado en el cine, y opinó que no ha guardado proporción con la inversión en la música y el entretenimiento.

Las expresiones de Medina fueron hechas hoy en la segunda vista pública de la Comisión de Turismo, Cultura, Recreación y Deportes y Globalización del Senado que evalúa la Resolución del Senado 1409 que investiga los elementos para impulsar, fomentar y desarrollar la industria de la música en Puerto Rico y crear en ella un producto exportable al elegir industrias creativas enfocadas en el arte musical en el País.

Durante la vista, todos los deponentes, representantes de la industria, coincidieron en la necesidad de incentivar la industria. El autor de la resolución, el senador Ramón Luis Nieves, quien además es músico, recalcó la responsabilidad del estado en promover la Ley y aclaró que la Ley 20, Ley para Fomentar la Exportación de Servicios fue enmendada para incluir a la música.

“Si establecemos incentivos impulsamos el desarrollo económico a través de la creación de empleos y fomentamos que más producciones artísticas visiten la Isla para darle exposición a Puerto Rico”, dijo por su parte el presidente de la Comisión, el senador Antonio Fas Alzamora al plantear la posibilidad de ofrecer incentivos a los artistas, productores y casas disqueras que celebren espectáculos artísticos y musicales si estos contratan músicos, luminotécnicos y técnicos puertorriqueños.

Walter Morciglio, cantautor productor y gestor musical, resumió en su ponencia los retos que enfrenta la industria y sugirió la creación de incubadoras de artistas. Rucco Gandía propuso la creación de incentivos para los estudios de grabación, “para que en lugar de trabajar fuera de PR puedan hacerlo aquí y traer dinero para que se quede aquí. Estamos dejando que el dinero que produce la música se lo lleven”, expresó el músico y productor musical. Emil Medina de Buena Vibra Group, sugirió crear una marca musical de Puerto Rico, un territorio musical.

Depuso también hoy Hazel Colón, directora ejecutiva de Inversión Cultural, y Alex Manuel, músico y dueño de Kantares, quien reclamó más espacios para exponer las creaciones de los músicos independientes.

Fas Alzamora destacó, además, la importancia del cumplimiento con la Ley 110-2014, de su autoría, que ordena al Programa de Bellas Artes del Departamento de Educación que incluya en su currículo de música el estudio de aquellos compositores e intérpretes puertorriqueños que se han destacado en los diferentes géneros musicales. Esto, a nivel elemental, intermedio y superior.

“Esta ley al exigir el estudio de la música de nuestros compositores e intérpretes en las escuelas mantiene viva nuestra identidad nacional además de darle la importancia que merecen”, dijo el expresidente del Senado.

Las vistas continúan la semana próxima.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.