Hospital UPR Carolina encamina acciones correctivas sobre hallazgos contralora

HOSPITAL_UNIVERSITARIO_CAROLINA_NOTICEL_041-300x1501CAROLINA  – La directora ejecutiva del Hospital Dr. Federico Trilla de la UPR de Carolina, Diraida Maldonado aseguró el martes que ya han tomado acciones afirmativas y medidas correctivas en torno a los señalamientos de una auditoría de la Oficina de la Contralora, Yesmín Valdivieso.

“Todas estas acciones correctivas se le notificaron oportunamente a la Oficina de la Contralora. Asumí la Dirección Interina del Hospital a finales del año 2013 y ya había puesto en marcha un plan abarcador de reestructuración administrativa para todo el Hospital”, aseguró Maldonado en un comunicado.

Además, expresó que entre las acciones correctivas implementadas se encuentra el brindarles mayor eficacia y agilidad a los procesos de cobro, mediante la contratación de agencias de cobro para aquellas deudas que aún tiene pendiente el Hospital. “Hay casos, como deudas con planes médicos, que datan de 1999 con compañías que dejaron de existir en Puerto Rico y que son incobrables. Para aquellas deudas que sí son recobrables, hemos puesto en marcha planes de acción muy agresivos de modo que podamos allegar esos fondos”, dijo.

Las declaraciones se dieron luego que el lunes Valdivieso revelara un informe de auditoría con una opinión adversa sobre los controles administrativos, la reglamentación, y los contratos de arrendamiento y de servicios profesionales, entre otros, de los Servicios Médicos Universitarios, Inc. (SMU). “La auditoría revela que al 31 de diciembre de 2013, luego de más de 15 años desde su creación, la SMU, no había preparado ninguna reglamentación para regir las operaciones relacionadas a la contabilidad y las finanzas, las cuentas por cobrar y el uso de las tarjetas de crédito y los vehículos oficiales de la corporación”, dijo Valdivieso en una declaración escrita.

Además, la SMU, que administra el Hospital Dr. Federico Trilla en Carolina, tampoco había incorporado, disposiciones específicas como la responsabilidad de los miembros y la preparación de un plan de trabajo anual en el Reglamento de la Junta de Directores que data del 1999. Estas situaciones afectan la supervisión y el funcionamiento de la entidad, entre otros efectos.

La funcionaria sostuvo además, que el informe CP-17-01 de nueve hallazgos, señala deficiencias relacionadas con las cuentas por cobrar. Por ejemplo, al 31 de diciembre de 2013 la SMU mantenía 43 cuentas por cobrar por 24 millones de dólares para las cuales no habían analizado si procedía eliminar (write off) tras haber excedido los 24 meses de su vencimiento. También se identificaron múltiples deficiencias en la formalización y administración de los contratos de arrendamiento de espacios a la lavandería y a una oficina médica que ocasionó la pérdida de 192,392 dólares.

Finalmente, señaló que el informe señala también que el SMU no retuvo ni remesó al Departamento de Hacienda contribuciones de los servicios de lavandería y cafetería, y la Recaudadora Principal realizaba funciones conflictivas en el manejo de los fondos. El informe cubre del 1 de enero de 2010 al 30 de junio de 2014.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.