Familia Glorimar: ADN mitocondrial no arroja nada nuevo

Suministrada

Suministrada

SAN JUAN  – Los familiares de Glorimar Pérez Santiago alegaron que los resultados de las pruebas de ADN mitocondrial relacionados al caso de su asesinato, ocurrido en 1988 en Aguada, no arrojan nada nuevo, mientras criticaron una vez más el manejo del mismo.

“El resultado de la prueba de ADN mitocondrial nueva hecha al vello encontrado en el cuerpo de nuestro ser querido no arroja nada nuevo. Como dice el comunicado del Departamento de Justicia sabemos que la prueba de ADN nuclear hecha en Puerto Rico anteriormente también fue inconcluyente. Ambas pruebas solo arrojan lo que ya sabemos, que Glorimar estuvo presente en su propio asesinato”, expresaron en una declaración escrita los miembros de la familia Pérez Santiago.

El secretario del Departamento de Justicia (DJ), César Miranda, informó que se recibió el resultado de ADN mitocondrial que fuera solicitado por el Ministerio Público en este caso y que concluye que los tres acusados en este caso son excluidos de ser donantes del material genético analizado, ya que el mismo le pertenece a la occisa. El jefe de los fiscales, José Capó expuso que “este resultado formará parte de la prueba que se continúa reuniendo de cara a la vista señalada para el próximo 27 de septiembre, en la que el Ministerio Público fijará su posición en torno al comienzo del nuevo juicio”.

Los acusados por el crimen son José Caro, Nelson Ortiz y Nelson Ruiz, quienes cumplieron 22 años de prisión. Éstos fueron excarcelados recientemente luego que el juez de Aguadilla, José Emilio González determinara la celebración de un nuevo juicio a la luz de pruebas previas de ADN que excluyeron a los imputados de la escena del crimen.

“Los que hemos escuchado todas la pruebas y testimonios del caso y nos hemos sentado a escuchar todas las partes durante todos los procedimientos sabemos quiénes cometieron el vil crimen y que la escena del crimen fue arreglada. No nos sorprende que esas muestras del 1988 no aporten nada nuevo a la investigación. Sí nos sorprende y duele que se le haya otorgado un nuevo juicio a las personas ya convictas de un asesinato extraordinariamente cruel, basados en pruebas discapacitadas. Son solo especulaciones. Se excluyó el Tribunal Supremo. Aquí todos somos víctimas”, indicaron.

De otra parte, los familiares de la fenecida exreina de belleza, alegaron también que existe un juego de palabras “dirigido a crear titulares exagerados y nuevas historias con relación al caso”. “Esperamos que no sea esto una cortina de humo para facilitar una investigación discapacitada y corta en el nuevo juicio de los asesinos de nuestra amada niña”, añadieron.

Además, criticaron que en mayo pasado el gobernador Alejandro García Padilla se refiriera a las pruebas de ADN como nueva evidencia y que hiciera un llamado a los fiscales de allanarse ante cualquier nueva evidencia. Asimismo, criticaron que la senadora Mari Tere González solicitó al Senado un indulto para los acusados.

“Ambos servidores públicos usaron sus escaños y posiciones de líderes de nuestra nación para influenciar la opinión pública en pro de personas ya convictas por el Tribunal Supremo de Puerto Rico muchas veces. Con sus palabras y acciones también influenciaron posibles jurados futuros”, denunciaron.

Entretanto, los familiares criticaron que la decisión del DJ de no apelar el nuevo juicio usando como razón los resultados de la primera prueba de ADN subjetivamente interpretada, “no es solo sospechosa, sino que le robó al Tribunal Supremo de Puerto Rico la oportunidad de trabajar y aplicar los estándares más altos al primer caso de ADN en Puerto Rico. Eso también es sospechoso”.

“Sospechamos que aquí corre el dinero y las influencias en un esquema sofisticado y bien planificado. Igual al crimen. Además de la familia de Glorimar, las verdaderas víctimas son los ciudadanos de Puerto Rico”, concluyeron.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.