Dalianliz Rosado y las Golden Gophers regresan victoriosas a Minnesota

balonBAYAMÓN – Dalianliz Rosado Otero y las Golden Gophers de la Universidad de Minnesota se despidieron el sábado de Puerto Rico con record de 2-0 en su participación de la primera edición del Puerto Rico Clásico NCAA D 1 de Voleibol.

El torneo universitario reunió desde el pasado jueves hasta el sábado, a seis instituciones de la División 1 de la National Collegiate Athletic Association (NCAA, por sus siglas en inglés) en el Coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón: Tide de Universidad de Alabama, las Hokies de Virginia Tech, las Seminoles de Florida State University, las Aggies de Texas A&M, Temple University y Minnesota.

“Dejé todo. Lo mejor de mí en cada uno de los Juegos. Estoy muy contenta con el trabajo que hice y el de mi equipo también. Jugamos unidas y eso fue lo que más me gustó”, compartió la líbero, quien recibió el permiso de su equipo para pasar las últimas horas en la Isla con su familia en Morovis.

Cuando Rosado Otero era presentada en los dos partidos que jugó ante Texas A&M y Florida State University, sintió el respaldo del público puertorriqueño, en su mayoría niñas entre los 8 a 16 años, de diferentes clubes de Puerto Rico. Los vítores enaltecían la cancha, dejaban sentir el cariño por la boricua que está en su tercer año como especialista en defensa con Minnesota.

“Me llevo el calor de la gente y la unión, cuando se trata de deporte, de los fanáticos. Cuando se trata de apoyar a las jugadoras, Puerto Rico dice presente”, indicó la estudiante-atleta de Escuela de Trabajo Social en Minnesota.

La puertorriqueña contó todo el tiempo con el apoyo de una fanaticada muy especial, su padre y entrenador de vida, Carlos Javier Rosado, su madre y guía cristiana Daliana Otero, y las hermanas Yavianliz (19 años) y de Yaidaliz (14 años).

“Ellos son mis fans número uno. Sin ellos yo no pudiera haber llegado a Minnesota. Me llevo mucha fuerza para seguir la temporada”, indicó la joven de 20 años que es la única puertorriqueña en el sexteto de las Golden Gophers, ya que Daly Santana finalizó su participación el pasado año y está jugando en Francia.

La voleibolista fue recibida por una multitud de niñas en la entrada del camerino para tomarse fotos y dar autógrafos en el último partido en la Isla, a lo que accedió cariñosamente.

“Gracias por venir a todas las niñas que asistieron a los partidos. Sigan adelante con sus sueños y si se lo proponen, pueden llegar a donde yo estoy. Siempre poniendo a Dios por delante”, dijo la líbero.

Los padres de la voleibolista coincidieron en que es un sueño hecho realidad que su hija participara en el Puerto Rico Clásico NCAA D 1 de Voleibol ante cientos de fanáticos.

“Súper sorprendida. Agradecida del Señor por la gente que vino. Muchas familias, muchos amigos. Es increíble. Es un sueño. Jamás me imaginé que aquí (coliseo Rubén Rodríguez) estuviese jugando Minnesota. Esto fue un regalo del Señor”, indicó la madre de tres hijas.

El padre de Rosado Otero ha sido el entrenador de la estudiante-atleta toda la vida hasta que ingresó al combinado de las Golden Gophers donde el técnico es Hugh McCutcheon, reconocido en Estados Unidos y a nivel internacional por ser el único dirigente estadounidense en ganar dos medallas olímpicas con los sextetos norteamericanos de voleibol de cancha, una de oro con la rama masculina y una de plata con las féminas, en las Olimpiadas de Beijing 2008 y Londres 2012, respectivamente. En esta ocasión el rol de Carlos Javier fue de padre, aunque confesó que no dejó de analizar el juego de su primer retoño.

“Yo cuando estoy viendo los juegos, yo no me apasiono como un fan. Siempre estoy analizándolo. Más bien me voy en esa línea, analizando el juego y disfrutándolo. Lo veo como si estuviera en la línea (dirección)”, indicó el dirigente del programa Titanas de Morovis.

Carlos Javier compartió que su hija ha ido mejorando en su calidad de juego. “Se ha visto la mejoría que ha tenido. La dedicación y el trabajo que están ejerciendo con ella se va a ver en ella y el desarrollo del juego. Ha mejorado mucho como jugadora. Lo que he visto es que el equipo está engranando, aunque no está Daly Santana. Cada jugadora ha aceptado su rol”, explicó el dirigente moroveño.

La Universidad de Minnesota arribó a Puerto Rico el pasado jueves donde solo tuvieron entrenamiento. El viernes doblegaron en tres parciales (25-18, 25-23 y 25-19) a Texas A&M. Su participación cerró con victoria sudada en cuatro parciales, 25-14, 26-24, 21-25 y 25-12, ante Florida State University.

El evento de voleibol es creación de Puerto Rico College Sports Tour. Para más información pueden acceder a su Fan Page en Facebook o el portal http://puertoricocollegesportstours.com/.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.