Comisión cameral investiga cambios al Programa de Educación en Niñez Temprana

Camara de Puerto RicoEL CAPITOLIO  – La Comisión de Bienestar Social y para la Erradicación de la Pobreza de la Cámara, presidida por la representante Luisa “Piti” Gándara Menéndez, llevó a cabo el martes, una audiencia en torno a los cambios al Programa de Educación en la Niñez Temprana en el Departamento de Educación.

Por medio de la Resolución de la Cámara 468, de la autoría de Gándara Menéndez, se espera conocer si los cambios a dicho Programa son eficaces y si cumplen cabalmente con el objetivo que permitan la transformación del niño en un ciudadano preparado, productivo y exitoso. Durante los trabajos, Gándara Menéndez mostró preocupación sobre la nueva estructura y visión del Departamento de Educación en torno a la enseñanza en la niñez temprana.

“Es importante que el Departamento de Educación garantice un programa independiente de educación para la niñez. Se lo he manifestado al Secretario. Hay que sostener el Programa dentro de su estructura, aunque se hagan unos cambios. Voy a defender la educación temprana porque he dedicado mi vida a eso”, declaró.

La representante reiteró la importancia de invertir y fortalecer en ese Programa, no en diluirlo. “Al diluirla no se le dan los recursos que amerita y siento que se está amenazando la manera en que se tenía separado ese nivel”, denunció.

A la vista compareció el subsecretario de Asuntos Académicos del Departamento de Educación, Harry Valentín, quien aseguró que el Programa de Educación de Niñez Temprana no ha sido sustituido por otro concepto. El funcionario reconoció la importancia de la educación para la niñez temprana como una etapa transcendental para fortalecer el desarrollo integral y garantizar la preparación escolar y el éxito en la vida.

“Ese es un plan de transformación académica compartido con otros estados y hemos sido reconocidos entre las mejores prácticas implementadas en términos de estándares para niñez temprana”, sostuvo Valentín.

Explicó que el Departamento de Educación se dirige a educar con la ayuda de un currículo emergente que garantice el desarrollo de capacidades, y los talentos de la niñez por medio de las rutinas, la exploración, la investigación, la reflexión, el análisis, el diálogo, la creatividad, la solución de problemas y el trabajo colectivo”, abundó el funcionario.

Valentín reiteró a Gándara Menéndez que la agencia trabaja continuamente para atender y proveer servicios a tenor con las necesidades, talentos y habilidades de los estudiantes. De igual modo, aseguró que el Programa de Educación de Niñez Temprana no fue sustituido por otro concepto. Sin embargo, Gándara Menéndez alertó que ese enfoque, tal y como se ha presentado, “podría ser peor”.

Por su parte, la directora ejecutiva del Consejo Multisectorial del Gobernador para la Niñez en Edad Temprana, Gloria de Llovio, planteó que la educación temprana se debe caracterizar por la atención especial a los aspectos de desarrollo del conocimiento, destrezas y competencias en las diversas áreas académicas, a través de la integración curricular que utiliza y sus implicaciones para la vida. Agregó que el currículo debe estar centrado en las fortalezas, intereses y áreas de atención que manifiestan los aprendices; sean infantes, maternales, preescolares y los que están en educación primaria.

“Los niños y niñas no solo deben adquirir conocimiento y competencias académicas (…) También, deben fortalecer su desarrollo físico, socioemocional, creativo y el desarrollo de actitudes y habilidades cognitivas que les permita ser eficaces en su vida cotidiana”, abundó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.