Ciudadanos exigen JP revoque incinerador Arecibo

jpSAN JUAN  – Ciudadanos opuestos al incinerador de Arecibo de Energy Answers reclamaron a la Junta de Planificación (JP) que revoque la consulta de ubicación de la planta incineradora, a pesar que una vista de esa agencia programada para el lunes, fue cancelada.

“Estamos confiados en que la JP, ante la solidez de nuestros planteamientos, revoque esta consulta de ubicación y de esta manera cumpla con su deber ministerial de proteger la salud y ambiente de Puerto Rico”, señaló en un comunicado, Myrna Conty, coordinadora de la coalición.

Mientras, los activistas se atribuyeron haber logrado que la JP celebre una vista administrativa para mostrar evidencia de por qué la consulta de ubicación aprobada en el 2010 debe ser revocada. Indicaron que dicha vista continuaría el martes, 27 de septiembre, luego que fuera cancelada la noche del domingo, supuestamente sin que se enviara una notificación formal a sus abogados. Según la JP, la vista se llevaría cabo por disposición de una determinación del Tribunal Apelativo.

“Lamentablemente, la administración de Alejandro García Padilla ha sido influenciada por los cabilderos de Energy Answers muy cercanos a Fortaleza y ha favorecido este proyecto. No encontramos razonables las razones expuestas para cancelar esta vista que tanto hemos esperado y para la cual hemos tenido que dedicar tanta preparación y tiempo, máxime de la forma que se ha hecho, a través de Facebook, sin notificar a nuestra representación legal. Esperamos que en breve tiempo se reconvoque”, dijo Conty.

Según la JP, la vista fue cancelada, pues debido a la interrupción del servicio eléctrico en la sede de la agencia, el expediente de la consulta de ubicación no pudo estar accesible durante parte del miércoles y en ningún momento del jueves y viernes.

Entretanto, los activistas indicaron que en el 2010, el entonces gobernador, Luis Fortuño, a quien identificaron como exabogado del incinerador de Arecibo, emitió una orden ejecutiva de emergencia energética para facilitar el gasoducto y este incinerador.

“Energy Answers engañó, falsificó, omitió e ignoró toda una serie de datos que hubiera hecho imposible el que se considerara favorablemente dicho proyecto. Hemos estado varios años solicitando que la JP revisara dicho proyecto y tuvimos que acudir a los tribunales para que obligará a la JP a darnos esta vista”, reclamó Pedro Saadé, abogado de los ciudadanos.

Alegó que este incinerador nunca debió ser aprobado por la JP si hubieran considerado los datos como que el incinerador estaría localizado a menos de un kilómetro de la compañía Battery Recycling, que contaminó el área con plomo y otros metales pesados y que emitiría aún más plomo al ambiente.

También mencionó que no existe tecnología, ni filtros, que atrapen las nano partículas que acarrean dioxinas, furanos y metales pesados tóxicos en sus emisiones aéreas que penetran todas las defensas del cuerpo humano y se alojan en los órganos vitales y eventualmente causan diversas enfermedades incluyendo cáncer. Alegó que la empresa engañó a la JP “disfrazándose” como un proyecto de energía cuando realmente es uno de manejo de desperdicios sólidos. No produciría ni 1 por ciento de la energía del país.

Finalmente, sostuvo que Energy Answers minimizó el problema de que producirían y tendrían que enterrar 500 toneladas de cenizas tóxicas todos los días y que EA se presentó a la JP como un proyecto de inversión privada y están solicitando dineros públicos al Departamento de Agricultura Federal (USDA) y que aprovechando la crisis económica, exageraron la cantidad de empleos que produciría.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.