Auditoría revela problemas con el presupuesto, y algunas áreas de los desembolsos y subastas en el Municipio de Toa Baja

Toa Baja BanderaSAN JUAN  – Una auditoría de la Contralora de Puerto Rico reveló el jueves, desviaciones de disposiciones de ley y de reglamentación en las operaciones relacionadas con el presupuesto, y algunas áreas de los desembolsos y las subastas.

Según la contralora Yesmín Valdivieso, el Informe revela gastos de 2.7 millones de dólares fuera de las normas de utilidad, modestia y necesidad ante una situación fiscal precaria. A pesar de los déficits presupuestarios que fluctuaron entre 10 y 14 millones de dólares durante los años fiscales del 2011 al 2015, el municipio gastó casi un millón en las fiestas patronales, más de medio millón en la campaña de vacunación de mascotas y más de medio millón en la campaña de No más balas al aire, entre otros. Más aún, en un periodo de seis meses aproximados, realizaron préstamos por 31.8 millones de dólares para el pago de deudas acumuladas lo que evidencia la situación fiscal del municipio.

Además, al 31 de diciembre de 2014, el municipio adeudaba 18.2 millones de dólares a entidades públicas y privadas, entre otras, al Internal Revenue Service (IRS), al Departamento de Hacienda, a la Autoridad de Energía Eléctrica, y a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. Esta deuda incluye cargos por multas e intereses y penalidades por 1.7 millones de dólares. El IRS impuso siete embargos por $3 millones en varias cuentas para cobrar el dinero adeudado.

La auditoría de 8 hallazgos identificó la participación indebida del vice-Alcalde en reuniones de la Junta de Subastas mientras se desempeñaba interinamente como Alcalde, Director de Finanzas y Auditor Interno así como en otras tareas conflictivas durante periodos entre el 2011 y el 2012. Esta situación es contraria a la Ley 81-1991 y a las normas de sana administración y control interno.

Por otro lado, el municipio pagó 155 órdenes de compra por 583,589 dólares para la adquisición de bienes y servicios sin obtener cotizaciones de por lo menos tres proveedores, pagaron 15 comprobantes de desembolso por 226,300 dólares por el alquiler de equipo pesado sin especificar el uso dado al equipo alquilado.

La opinión de la Contralora es parcialmente adversa y cubre el periodo del 1 de enero de 2011 al 31 de diciembre de 2014.

El Informe está disponible en www.ocpr.gov.pr.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.