Alcalde Cabo Rojo insiste en efectos adversos para su pueblo por moratoria

caborojo_escCABO ROJO  – El alcalde de Cabo Rojo, Roberto “Bobby” Ramírez Kurtz reiteró el lunes que la moratoria implantada por el gobierno central en pagos de sobre 5 millones de dólares al municipio, por parte del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) y el Departamento de Hacienda (DH), ha paralizado construcción de obras y afectado servicios a la ciudadanía.

“Continúo realizando gestiones ante las agencias del Estado Libre Asociado de Puerto Rico para lograr la liberación de los dineros que le pertenecen al municipio de Cabo Rojo, por concepto de la Contribución Adicional Especial (CAE) y fondos asignados mediante Resoluciones Conjuntas de la Legislatura, que habían sido presupuestados para obras permanentes y prestación de servicios municipales”, afirmó Ramírez Kurtz en un parte de prensa.

El primer ejecutivo caborrojeño sostuvo que debido a la retención de estos fondos se ha paralizado el pago de obras como el nuevo acceso vehicular al Centro de Convenciones de Cabo Rojo y mejoras a escuelas. Informó que las gestiones para liberar los fondos mencionados las realiza ante el BGF, Departamento de Hacienda y la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP).

“Nuestra administración municipal y los residentes de la Nueva Ciudad de Cabo Rojo debemos disponer de los fondos que han sido retenidos por el BGF y Hacienda para obras y servicios que tan necesarios son para la ciudadanía caborrojeña. Además, las disposiciones de la Ley de Moratoria provocaron que se reflejara una insuficiencia de sobre 5 millones de dólares en el presupuesto municipal al cierre del pasado año fiscal, el 30 de junio de 2016”, destacó Ramírez Kurtz.

Entretanto, señaló que esta situación, no solamente atrasa nuestros pagos a suplidores y contratistas, sino que además, descalabra los resultados presupuestarios al cierre del año fiscal.

“Elaborar un plan financiero anual requiere que se identifiquen las cantidades de fondos que se estarán recibiendo en el Municipio y es en base a esas cantidades que se cubren los servicios que brindamos a nuestros ciudadanos. Todos los fondos que están siendo congelados por el BGF y por Hacienda están reconocidos como cantidades que se recibirían durante el año fiscal 2015-2016”, explicó.

Además, alegó que “hemos venido mejorando las finanzas municipales y logramos un sobrante operacional de 360,575 dólares al cierre del año fiscal 2014-2015. Resultados similares esperábamos para el año fiscal 2015-2016, el cual también esperábamos terminara con sobrantes. Sin embargo y debido a que el gobierno central no ha liberado los fondos congelados, la administración municipal se vio en la obligación de tomar medidas administrativas de emergencia para ajustar el presupuesto del presente año fiscal, a tono con la nueva realidad económica que vive el país y que afecta tanto a nuestra ciudad como a los demás municipios”.

Finalmente, Ramírez Kurtz aseguró que “uno de mis principales compromisos es enderezar las finanzas de nuestro municipio, aún en estos tiempos difíciles. Y lo estamos cumpliendo, a pesar de los retos y obstáculos que hemos encarado. Así lo seguiremos haciendo”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.