Yuberjén Martínez, el boxeador colombiano que arreglaba bicicletas

El púgil, que tiene asegurada la medalla de plata, lucha por llevarle el oro a su país

Yuberjén Martínez venció al campeón del mundo y pasó a la final de boxeo en los Juegos Olímpicos. PETER CZIBORRA REUTERS

Yuberjén Martínez venció al campeón del mundo y pasó a la final de boxeo en los Juegos Olímpicos. PETER CZIBORRA REUTERS

El pasado lunes hubo una fiesta silenciosa en Turbo, uno de los pueblos que conforman la región del Urabá, que en los últimos días ha sido noticia porque más de mil cubanos migrantes se quedaron varados allí ante el cierre de la frontera con Panamá. La celebración fue silenciosa por la tensión que había generado la crisis de migrantes, pero no logró contener el júbilo cuando el boxeador Yuberjén Martínez derrotó por decisión unánime (3-0) al filipino Rogen Ladon. El pugilista, que nació en esas tierras, en Chigorodó, otro poblado del Urabá, ya estaba haciendo historia en Río. Este viernes lo confirmó al derrotar a Joahnys Argilagos (campeón del mundo) en la semifinal de la categoría de 49 kilos. Yuberjén ya está en la final, tiene garantizada la medalla de plata y sueña con llevarse el oro.

El luchador, de 24 años, se convirtió en el primer colombiano en el podio desde el gallo Eliécer Julio, en Seúl 1988. Su región lo celebra. También es la primera vez que un boxeador de una zona diferente al Caribe llega tan lejos representando a Colombia en unos Juegos. Es un orgullo para su pueblo, que lo recuerda como el inquieto joven que se ganó el alias de El Tremendo, y que trabajaba en un taller de mecánica arreglando bicicletas.

“Es un guerrero del cuadrilátero que busca la pelea sin esconder nada, que siempre trata de golpear con variedad de golpes y que es muy disciplinado”. Lo describe Estewil Quesada, periodista deportivo, experto en boxeo y miembro del gabinete de prensa de la delegación de Colombia en Río. “Su carrera ha sido rápida y triunfal en la selección Colombia con figuraciones internacionales y medallas importantes como en Juegos Bolivarianos y Centroamericanos y del Caribe, además en el clasificatorio a Juegos Olímpicos”, dice Quesada, para quien la pelea de este viernes era todo un reto. “El cubano es ágil, preciso y muy técnico. Es el actual campeón mundial”. Y Yuberjén lo venció.

Colombia había perdido tres peleas contra cubanos en Juegos Olímpicos, pero en la marca de Yuberjén se contaban dos triunfos sobre pegadores de la isla, según datos del Comité Olímpico Colombiano. El menudo boxeador de 49 kilogramos y 1,65 metros de estatura, tímido (o serio, para algunos), ha logrado- en palabras de Quesada: “la reivindicación en el campo olímpico. 28 años sin ganar una medalla para un deporte, que hasta hace poco era el de mayor número de preseas en estos Juegos para el país”. Disciplinado, madrugador, el chico humilde que trabajaba en un taller de mecánica está haciendo historia para Colombia.

“Él es un joven que se ha dedicado al arreglo de bicicletas para rebuscarse el dinero y ayudarle a su familia. Es un muchacho con muchas expectativas y con muchos propósitos. Hoy estamos celebrando y apoyando todos estos buenos resultados que ha ido dejando en representación del país”, dijo esta semana para Caracol Radio, Héider Martínez Mena, secretario de educación y alcalde encargado de Chigorodó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.