Veto del gobernador al proyecto de la Cámara 2698 es un golpe a la salud

Sello del Gobernador de Puerto RicoSAN JUAN  – Los miembros de la Asociación de Compañías de Seguros de Puerto Rico (ACODESE) calificaron el domingo el veto del gobernador Alejandro García Padilla al Proyecto de la Cámara 2698, como un golpe a los servicios de salud que reciben los ciudadanos y para toda la industria de seguros.

“Durante el debate público sobre la aprobación del IVA y el B2B, el gobernador siempre dijo que esos impuestos no le aplicarían a los servicios médicos. Sin embargo, su Departamento de Hacienda, en contra de la intención y el texto de la ley, ha insistido en aplicar el B2B a varios servicios que son esenciales para el cuidado del paciente”, dijo el presidente de la junta de directores de ACODESE, Carlos Rodríguez en un comunicado.

Indicó que el proyecto tenía el fin de aclarar la intención legislativa de excluir a los servicios médicos de la aplicación del impuesto de 4 por ciento entre negocios.

Explicó que, aunque la visita al médico está excluida del pago de contribuciones, según la interpretación del Departamento de Hacienda, la contribución de 4 por ciento le aplica a los servicios necesarios para prestar esa atención, como es el procesamiento de medicamentos, los servicios de salud mental y contra la adicción y el pago a los grupos de médicos primarios para atender a miles de pacientes, incluyendo la población del Plan de Salud Gobierno (PSG), entre otros.

“De haberse firmado y haberse aclarado la intención legislativa, la Administración de Seguros de Salud (ASES), que administra el PSG, hubiese recibido un alivio significativo en los costos relacionados con las contrataciones de beneficios de farmacia, servicios de salud mental y abuso de sustancias y de los grupos médicos primarios. El veto echa eso por tierra y, de prevalecer la interpretación del Departamento de Hacienda, estos costos se suman a los retos para que ese plan sea viable”, aseguró.

Por su parte, Iraelia Pernas, directora ejecutiva de ACODESE, manifestó su sorpresa ante la decisión del gobernador, pues al no firmar la medida tampoco se elimina la contribución del 1 por ciento sobre las primas de seguro, único remanente de la Patente Nacional.

“Esa contribución es el equivalente a la patente nacional en nuestra industria, impuesto que ya ha sido eliminado en todos los sectores económicos del país. Igual de perjudicial como resultó para otras industrias, ese impuesto es dañino para la industria de seguros”, afirmó.
Veto del gobernador al proyecto de la Cámara 2698 es un golpe a la salud

Escrito por Gabriel Orlando Santos Ortega
Domingo, 21 Agosto 2016 11:45
Visto: 1
Categoría: Noticias
SAN JUAN (CyberNews) – Los miembros de la Asociación de Compañías de Seguros de Puerto Rico (ACODESE) calificaron el domingo el veto del gobernador Alejandro García Padilla al Proyecto de la Cámara 2698, como un golpe a los servicios de salud que reciben los ciudadanos y para toda la industria de seguros.

“Durante el debate público sobre la aprobación del IVA y el B2B, el gobernador siempre dijo que esos impuestos no le aplicarían a los servicios médicos. Sin embargo, su Departamento de Hacienda, en contra de la intención y el texto de la ley, ha insistido en aplicar el B2B a varios servicios que son esenciales para el cuidado del paciente”, dijo el presidente de la junta de directores de ACODESE, Carlos Rodríguez en un comunicado.

Indicó que el proyecto tenía el fin de aclarar la intención legislativa de excluir a los servicios médicos de la aplicación del impuesto de 4 por ciento entre negocios.

Explicó que, aunque la visita al médico está excluida del pago de contribuciones, según la interpretación del Departamento de Hacienda, la contribución de 4 por ciento le aplica a los servicios necesarios para prestar esa atención, como es el procesamiento de medicamentos, los servicios de salud mental y contra la adicción y el pago a los grupos de médicos primarios para atender a miles de pacientes, incluyendo la población del Plan de Salud Gobierno (PSG), entre otros.

“De haberse firmado y haberse aclarado la intención legislativa, la Administración de Seguros de Salud (ASES), que administra el PSG, hubiese recibido un alivio significativo en los costos relacionados con las contrataciones de beneficios de farmacia, servicios de salud mental y abuso de sustancias y de los grupos médicos primarios. El veto echa eso por tierra y, de prevalecer la interpretación del Departamento de Hacienda, estos costos se suman a los retos para que ese plan sea viable”, aseguró.

Por su parte, Iraelia Pernas, directora ejecutiva de ACODESE, manifestó su sorpresa ante la decisión del gobernador, pues al no firmar la medida tampoco se elimina la contribución del 1 por ciento sobre las primas de seguro, único remanente de la Patente Nacional.

“Esa contribución es el equivalente a la patente nacional en nuestra industria, impuesto que ya ha sido eliminado en todos los sectores económicos del país. Igual de perjudicial como resultó para otras industrias, ese impuesto es dañino para la industria de seguros”, afirmó.

Pernas explicó que ese impuesto afecta seriamente a todos los seguros que obtienen los ciudadanos, ya sean de salud, vida o propiedad. “Es importante resaltar además que este impuesto grava seguros de gran importancia para la población como lo son las pólizas de vida y seguros al hogar. De igual forma, grava los seguros médicos de miles de empleados públicos del gobierno central y las corporaciones públicas y de los miles de trabajadores humildes y de clase media que obtienen sus planes médicos a través de sus patronos o directamente en el mercado individual”, sostuvo la abogada.

Además del apoyo de ACODESE, la medida vetada por el gobernador estaba plenamente respaldada por la comisionada de Seguros, por el director ejecutivo de la ASES, así como por organizaciones como la Cámara de Comercio, Asociación de IPAs, Asociación de Hospitales y la Asociación de Productos Medicaid y Medicare (MMAPA).

Pernas explicó que ese impuesto afecta seriamente a todos los seguros que obtienen los ciudadanos, ya sean de salud, vida o propiedad. “Es importante resaltar además que este impuesto grava seguros de gran importancia para la población como lo son las pólizas de vida y seguros al hogar. De igual forma, grava los seguros médicos de miles de empleados públicos del gobierno central y las corporaciones públicas y de los miles de trabajadores humildes y de clase media que obtienen sus planes médicos a través de sus patronos o directamente en el mercado individual”, sostuvo la abogada.

Además del apoyo de ACODESE, la medida vetada por el gobernador estaba plenamente respaldada por la comisionada de Seguros, por el director ejecutivo de la ASES, así como por organizaciones como la Cámara de Comercio, Asociación de IPAs, Asociación de Hospitales y la Asociación de Productos Medicaid y Medicare (MMAPA).

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.