Resumen del estado del tiempo para Puerto Rico del martes, 23 de agosto de 2016.

SAN JUAN  – El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) pronosticó que una onda tropical fuerte localizada a lo largo de la longitud 55 oeste, se espera alcance la región el miércoles hasta el jueves.

SNMSe pronostica que la onda produzca un aumento significativo en la nubosidad, así como un mejor potencial de actividad de aguaceros y tronadas a través de las islas y las aguas costeras.

Además, basado en la información reciente y el pronóstico del Centro Nacional de Huracanes (CNH), las condiciones ambientales se espera se tornen más favorables para el desarrollo de una depresión tropical para más tarde esta semana, cuando el sistema se pronostica se mueva cerca de la región local. Por lo tanto, los intereses en las islas locales deben monitorear el progreso de este sistema y referirse a la perspectiva sobre las condiciones del tiempo y los comunicados emitidos por el CNH y el SNM de San Juan Puerto Rico.

De otra parte, se espera una masa de aire un poco más seca el martes a través de la región. Sin embargo se anticipan aguaceros y posibles tronadas aisladas en la tarde sobre porciones del oeste interior de Puerto Rico.

A través de las aguas costeras, el oleaje estará generalmente entre dos y cinco pies con vientos de 10 a 15 nudos. Advertencias para los operadores de embarcaciones pequeñas no se esperan el martes. Sin embargo, se espera un deterioro y aumento gradual en los vientos y oleaje el miércoles hasta el jueves a medida que la onda tropical se mueva a través de las aguas regionales trayendo condiciones de tiempo tormentoso y condiciones marítimas peligrosas.

Para entonces, comunicados de precaución y posibles advertencias para los operadores de embarcaciones pequeñas se emitirán para todas o porciones de las aguas costeras.

El cielo estuvo de mayormente despejado a parcialmente nublado a través de las islas. Aguaceros aislados fueron notados moviéndose hacia el oeste suroeste a través de las aguas costeras con solo algunos moviéndose sobre partes de los sectores costeros del norte y este de Puerto Rico y las islas adyacentes. Las acumulaciones de lluvia fueron mínimas sobre tierra.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.