Relocalizan manatíes luego emergencia con ferry incendiado

08-18-16_Relocalizan_manaties_1TOA BAJA  – El secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Nelson Santiago Marrero y el director del Centro de Conservación de Manatíes, Antonio Mignucci, informaron que como medida de precaución, los manatíes Aramaná y Yuisa tuvieron que ser removidos de la playa Punta Salinas, donde se adaptaban a la vida libre en el mar.

Esto, ante la posibilidad de que ocurra un derrame de diesel en el barco crucero American Cruise Ferries que se incendió la mañana del miércoles.

“Uno de los posibles escenarios discutidos es que a causa del incendio, se rompa el casco de la nave y se produzca un derrame de combustible. Esto pondría en peligro a los manatíes, ya que el aceite podría estar llegando hasta la playa de Punta Salinas rápidamente mientras que poner a salvo a estos mamíferos marinos que sobrepasan las 500 libras, es una operación que conlleva horas”, expresó Santiago Marrero en un comunicado.

Los manatíes fueron trasladados en camiones al Centro de Conservación de Manatíes de Puerto Rico, en la Universidad Interamericana en Bayamón, donde estarán hasta que se disipe la amenaza del derrame.

Indicó que la decisión fue tomada en coordinación con el Servicio federal de Pesca y Vida Silvestre (FWS, por sus siglas en inglés) como medida cautelar, ya que de acuerdo a la información suministrada por la Guardia Costera, el fuego en el crucero no había podido ser extinguido en su totalidad la tarde del miércoles.

“Ambos tendrán un retiro de aproximadamente dos semanas en un resort de cinco estrellas (su estanque en el Centro con comida incluida) en lo que la situación se normaliza en el área”, manifestó Mignucci.

El funcionario señaló además que personal especializado del DRNA está identificando áreas críticas en la zona, para que en caso de un incidente como el que podría ocurrir, la Guardia Costera las atienda como una de sus prioridades.

“En esa área las tortugas marinas han estado activas y nos preocupa que tenemos 35 nidos de tinglares, que al igual que los manatíes son especies en peligro de extinción. También estamos atentos a la población de manatíes libres que visita el área. Tenemos el compromiso de la Guardia Costera de mantenernos informados, ya que cualquier actividad que se lleve a cabo podría estar afectando un hábitat crítico”, declaró Santiago Marrero.

Los manatíes Yuisa y Aramaná fueron devueltos al mar el pasado 13 de julio, luego de haber sido rescatados y haber pasado por un proceso de rehabilitación, en el que Yuisa estuvo tres años y Aramaná, cinco años.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.