Rafael Quintero a la semifinal de plataforma 10 metros

Rio 2016RIO DE JANEIRO, Brasil– El clavadista puertorriqueño Rafael Quintero pasó en la noche del viernes a la semifinal de plataforma 10 metros que se celebró en el Complejo Acuático María Lenk ubicando en el Parque Olímpico.

La fase semifinal será mañana, sábado, a las 10:00 a.m. (11:00 a.m. BRA). De Quintero estar entre las mejores 12 puntuaciones de la mañana, estará buscando una medalla a las 3:30 p.m. (4:30 p.m. BRA) del mismo día.

El joven de 22 años de edad acumuló un total de 456.55 puntos en la ronda de seis saltos para obtener la décima posición entre los 18 semifinalistas. El evento, que es de una calidad y rendimiento muy alto, está siendo dominado por el británico Thomas Daley (571.85 puntos), los chinos Bo Qiu (564.75 puntos) y Aisen Chen (545.35 puntos).

“Estoy súper contento. Estuve haciendo súper bien en las prácticas posterior a la competencia. No hice lo mejor que pude hacer en la preliminar. Pienso que pude dar un poquito más. Lo importante es que llegué en los primeros 18. O sea, hace dos días el británico Daley, pasó en último la semifinal y se quedó bajito también pasando la final, y agarró medalla como quiera. Lo importante es pasar a la final y batallar para esas medallas”, expresó Quintero, quien fue muy solicitado por los medios de televisión y prensa en la zona mixta.

Quintero hizo la analogía de que todo es posible para ganar una medalla con la historia de Daley y su dupla Daniel Goodfellow, quienes en la final de plataforma de 10 metros sincronizado se quedaron con el bronce tras unas cualificaciones en semifinal y final poco esperadas en puntuación. El puertorriqueño tuvo un primer salto de 56.00 puntos y en la tercera ronda le dieron una nota de 65.60 puntos, lo que lo llevaron a autocalificarse que “puedo dar más”.

“Se puede pensar en el podio como quiera. Es un deporte muy inconsistente. O sea, cualquier cosa puede pasar”, indicó el puertorriqueño que en las gradas tenía el apoyo de sus padres Rafael Quintero Castro y Nerva Díaz. “El más consistente es el que se mete al podio”.

El boricua confesó que “tenía la adrenalina súper alta, usualmente no me había dado que estaba aquí en las Olimpiadas hasta que me paré en la plataforma. Fue todo de cantazo que me calló encima y eso fue lo que fallara el primer clavado”.

El apoyo de su familia desde las gradas fue vital para la recuperación del clavadista. “Definitivamente miraba hacia las gradas a ver si los veía a ellos aplaudiendo, haciendo lo que estuviesen haciendo. Pero de verdad que sí. De verdad que sí, que me dan mucha alegría aquí viéndome.”, confirmó Quintero. “No es solamente un logro mío, sino un logro de ellos también”.

El atleta entrenado por el mexicano Erick Ojeda indicó que en sus horas de recuperación para la final se iba a “jaltar” en el comedor de la Villa Olímpica, y posiblemente estar en las redes sociales dándole las gracias a todos los seguidores que lo apoyan con mensaje de motivación durante su participación en sus primeros Juegos Olímpicos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.