Morovis se lleva el primer asalto

Suministrada

Suministrada

SAN JUAN  – Las Montañeras de Morovis (2-2) dominaron el viernes, el primer duelo de la “Guerra del Norte”, 77-74, ante sus rivales regionales Atenienses de Manatí (2-2), escenificado en el coliseo Juan Aubin ‘Bincito’ Cruz Abreu.

Pamela Rosado con dos tiradas libres completó un avance 7-0 que giró el marcador, 75-72, con 16 segundos por jugarse. Manatí se acercó del mínimo, 75-74, tras dos tiros libres de Yashira Delgado, faltando seis segundos. Pero, Rosado selló el triunfo con dos lances adicionales desde la línea de los suspiros.

Keiry Huertas vino del banco y de forma inmediata anotó 10 puntos para otorgarle ventaja inicial a las Montañeras, 27-19, con 8:06 del segundo cuarto. Diferencia que Morovis mantuvo hasta las postrimerías del periodo. Las Atenienses cerraron la primera mitad con cinco tantos de Sandra García y dos de Rebecca Tobin, retirándose al descanso abajo en la pizarra, 38-36.

El quinteto local asumió control del choque, 55-50, cortesía de una corrida 17-6, que completó Tobin con dos tiradas libres, con 38 segundos por efectuarse del tercer parcial.

Mientras, el último acto presentó múltiples cambios de delanteras. Las Montañeras llegaron a estar arriba de cuatro, 66-62, tras tiro brincado de Natacha Alequín, con 4:32. Manatí, por su parte, también llegó a sacar diferencia de cuatro puntos, 72-62, con un bombazo de Delgado, restando 2:05. Acto seguido, Morovis logró los siete tantos en ristra que decidieron el encuentro.

Rosado fue la mejor con 24 puntos, Jazmine Sepúlveda agregó 16, Shae Kelly 12 con 14 rebotes y Huertas 10. En causa perdida, García encestó 23 tantos, Delgado 18 con 14 asistencias y Tobin 16 con 15 capturas.

En el coliseo Ismael ‘Chavalillo’ Delgado de Aguada, las anfitrionas Santeras (3-0) salieron con un triunfo, 77-72, sobre las subcampeonas Indias de Mayagüez (3-2), en acción detenida en el cuarto tiempo con 1:17 en el reloj.

René Morales, director de torneo del Baloncesto Superior Nacional Femenino (BSNF), avaló la decisión de los árbitros de dar por terminado en el encuentro. Pero, aclaró que los sucesos que prohibieron dar por finalizado el desafío serán evaluados a la mayor brevedad posible en una vista administrativa donde, entre otras cosas, se tomará una decisión final sobre el 1:17 de juego que quedó pendiente.

Los oficiales tuvieron que detener el partido por una actitud impropia. Ambos equipos fueron refugiados en sus respectivos camerinos. Y, luego, las Indias rehusaron presentarse nuevamente al tabloncillo.

El BSNF sigue mañana sábado, 20 de agosto, con las Santeras midiéndose a las Gigantes de Carolina (3-1) en el coliseo Guillermo Angulo, a las 8:00 de la noche.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.