Irán ejecuta a un científico acusado de espiar para Estados Unidos

Shahram Amiri denunció haber revelado información a la CIA a la fuerza durante su estancia en EE UU

Shahram Amiri, en una imagen de archivo. ATTA KENARE AFP

Shahram Amiri, en una imagen de archivo. ATTA KENARE AFP

Las autoridades iraníes confirmaron hoy la ejecución del científico nuclear Shahram Amiri por divulgar secretos a Estados Unidos. En una rueda de prensa en Teherán, el portavoz del Poder Judicial, Gholamhosein Mohsení Ejeí, confirmó la muerte del científico, que se produjo después de que un tribunal examinara el caso y lo condenara a la pena capital.

“Shahram Amiri tenía acceso a secretos del régimen y se había conectado con nuestro enemigo número 1, el Gran Satán (EE UU). Con su conexión con los Estados Unidos había proporcionado acceso al enemigo de información vital del país”, afirmó Ejeí.

Amiri, nacido en 1977, desapareció durante un peregrinaje a La Meca en 2009 y reapareció un año después en Estados Unidos. El científico denunció haber sido secuestrado por la CIA, que le puso bajo “una intensa presión psicológica para revelar información clasificada”, según manifestó en unas grabaciones que hizo supuestamente mientras estaba en el país norteamericanos.

“Me llevaron a una casa que estaba en alguna parte y que no conocía”, dijo Amiri en el vídeo, “y me dieron una inyección anestésica”. En un segundo vídeo, Amiri afirmó haber “escapado de la CIA” y regresó a Teherán a 2010 como un héroe, pero fue detenido poco después. Un tribunal sentenció que había estado colaborando con Estados Unidos todo el tiempo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.