De quinceañero Comunidades Especiales con entrega de certificaciones de designación

Suministrada

Suministrada

SAN JUAN  – En el marco del décimo quinto aniversario de la Ley 1 del 2001, la Oficina de Comunidades Especiales (OCE) celebró el segundo evento de entrega de Certificaciones de Designación de las Comunidades Especiales al liderato de 100 comunidades de Hormigueros, Lajas, San Sebastián, Rincón, Cabo Rojo, San Germán, Aguas Buenas, Arroyo, Canóvanas, Maunabo, San Lorenzo, Cayey, Gurabo, Patillas, Las Piedras, Juncos, Mayagüez y San Juan.

La coordinadora general de la Oficina, María Lourdes Rivera Grajales, recalcó la importancia de darle formalidad a la designación de las comunidades especiales mediante un documento oficial que dé cuenta de la trayectoria del desarrollo de estas.

“La certificación es parte de nuestra responsabilidad para garantizar la protección de ley que cobija a sobre 700 comunidades especiales, debidamente designadas conforme a los parámetros de la Ley 1 del 2001, según enmendada”, señaló Rivera Grajales en un comunicado.

Asimismo, la OCE delegó a la Fundación Sila M. Calderón (FSMC) como custodio del documento que certifica el status de Comunidad Especial bajo los parámetros de la Ley 1, según enmendada.

Durante el evento se destacó la autogestión comunitaria, los aportes y logros de las Comunidades Especiales representadas, así como el rendimiento obtenido del fortalecimiento de la base organizativa de las comunidades.

Como parte de la actividad, se destacó el aporte del Centro Para Puerto Rico de la Fundación Sila M. Calderón en el desarrollo exitoso de alianzas con distintos sectores que impulsan iniciativas que estimulan el desarrollo económico y la creación de empleos en las comunidades de escasos recursos en Puerto Rico.

Por su parte, la exgobernadora Sila M. Calderón, expresó que la Ley 1 de 2001 le ha dado a las Comunidades Especiales la oportunidad para que tomen en sus manos las decisiones de su futuro, organizándose y actuando respecto a las políticas públicas que les afectan.

“La fuerza interna que ha desatado el Proyecto de las Comunidades Especiales ha impactado a miles de puertorriqueños, quienes, a través de sus programas, han adquirido un sentido de valía y de responsabilidad personal. El liderato de las 100 comunidades especiales representadas hoy son reflejo de que el programa vive, que ha crecido y continúa tomando fuerza”, expresó la exmandataria.

Como parte de la celebración, la Oficina de Comunidades Especiales otorgó un incentivo a 32 iniciativas socioeconómicas de residentes y grupos de comunidades especiales y escasos recursos con el fin de apoyarles en el desarrollo de sus proyectos y emprendimientos. La aportación de la Oficina de Comunidades Especiales ascendió a 185,900 dólares, destacándose iniciativas como acueductos comunitarios, proyectos agrícolas y proyectos de turismo de naturaleza en los que se potencian los recursos de las propias comunidades.

“Es nuestro deber y compromiso invertir en proyectos que nacen de la base y se sostienen gracias a la tenacidad, el empuje y la fuerza del liderato comunitario”, declaró Rivera Grajales.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.