Cancilleres de Colombia y Venezuela revisan situación fronteriza

Las cancilleres de Colombia y Venezuela se reunieron en Caracas para hablar de temas migratorios, lucha contra el contrabando y seguridad entre otros temas.

Las cancilleres de Colombia y Venezuela se reunieron en Caracas para hablar de temas migratorios, lucha contra el contrabando y seguridad entre otros temas.

(CNN Español) – Las cancilleres de Colombia y Venezuela se reunieron en Caracas para hablar de temas migratorios, lucha contra el contrabando y seguridad entre otros temas.

La idea es allanar el camino para abrir la frontera común. En un comunicado, las autoridades dijeron “Colombia y Venezuela trabajan para que el paso de los ciudadanos que residen en estas zonas de frontera se dé en condiciones de normalidad, dejando atrás lo malo que ha acompañado por décadas la frontera que une a las dos naciones”.

El presidente Nicolás Maduro ordenó el cierre en agosto del año pasado para hacerle frente a grupos paramilitares y al contrabando en la zona.

La canciller colombiana María Ángela Holguín dijo que van a “hacer una apertura paulatina de la frontera”.

“La decisión la tomarán los presidentes cuando se reúnan y lo importante es la reunión de la semana entrante entre las fuerzas militares, porque el mensaje tiene que ser claro: la lucha contra el contrabando y la ilegalidad la haremos los países de la manera mas convencida para que sea una frontera de paz”.

“Colombia ha propuesto la creación de la cédula fronteriza, para los ciudadanos de la frontera, venezolanos y colombianos donde va a estar contenida la información fundamental de las actividades que se desarrollan en la frontera y que va a estar sometido a férreos controles”, dijo la canciller venezolana Delcy Rodríguez.

Miles de venezolanos cruzaron la frontera los pasados 10 y 17 de julio para comprar alimentos y otros productos, once meses después de que el presidente Nicolás Maduro ordenó el cierre de la frontera de 1.200 kilómetros en agosto de 2015, citando problemas de seguridad y presencia de crimen organizado.

Según cifras de la Cancillería de Colombia, produjo la repatriación, deportación, expulsión o retorno voluntario al país de 17.000 colombianos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.