Alegan carece de valor legal carta contra educación con perspectiva de género

7bb03a_37ea031d0010448fafcf5d341e8b5190~mv2_d_2831_1538_s_2SAN JUAN  – El coordinador del Instituto del Género y Educación de Avanzada (IGEA) del Proyecto Matria, José Rodríguez Irizarry advirtió el jueves a los padres que se aprestan a llevar una carta que prohíbe que sus hijos obtengan enseñanzas de equidad y perspectiva de género, que la misma carece de valor legal.

“La más reciente iniciativa en contra del currículo establecido para enseñanza en el sistema de educación pública no tiene méritos legales, es como prohibirle a un hijo a tomar un examen de matemáticas porque eso va contra sus creencias particulares”, señaló Rodríguez Irizarry en un parte de prensa.

“Si bien la Constitución de Puerto Rico establece el concepto de patria potestad, que incluye la educación de los menores, también le ofrece al Estado la capacidad de declarar que existe un fin apremiante para intervenir con esa educación”, agregó.

Rodríguez Irizarry opinó que se justifica la intervención del estado en la educación por los múltiples problemas de desigualdad sociales que sufren las mujeres y el discrimen que sufren las comunidades LGBTT en Puerto Rico, problemas que según dijo, se pueden erradicar con educación a favor de la equidad con perspectiva de género.

“La educación con perspectiva de género busca crear un ambiente escolar saludable para que los niños, niñas y jóvenes que sean percibidos como diferentes no sufran y puedan desarrollarse plenamente sin importar su sexo, su orientación sexual o su identidad de género”, aclaró.

El abogado acusó a grupos fundamentalistas de confundir a la población con tergiversaciones de la verdad. “Preocupa ver nuevamente a grupos como Puerto Rico por la Familia y Alerta Puerto Rico insistir en campañas de miedo para crear un ambiente de temor a la educación y al respeto a la diversidad. Es increíble aún tener que defender la educación sobre los derechos humanos contra estos personajes que no hacen más que empecinarse en el capricho de mantener su derecho a discriminar”, finalizó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.