“¡Quiero esa medalla!”, dice Mónica Puig

(Foto Straffon Images/COPUR)

(Foto Straffon Images/COPUR)

RÍO DE JANEIRO, Brasil  – La tenista puertorriqueña Mónica Puig se convirtió en “underdog olímpica” al derrotar 6-1 y 6-1 a la cuarta mejor raqueta del mundo, la española Gabriñe Muguruza, en la cancha 2 del Estadio Olímpico de Tenis en Rio de Janeiro.

El triunfo la ubica en el ojo de los fanáticos olímpicos tras descalabrar a la raqueta española en una hora y cuatro minutos de partido, sin bajar su rendimiento.

“Si. Creo que sí (su mejor partido de la vida). Lo puedo poner más grandes para mi carrera, porque esto es una vez cada cuatro años. Ahora mismo estoy en las nubes no me lo puedo creer. De verdad que fue increíble”, expresó Puig cuando fue abordada por la prensa.

El partido de la tenista boricua de 22 años fue el segundo en celebrarse en su cancha y darle valor histórico al derrotar a la también ganadora del French Open de este año ante una multitud de puertorriqueños en Brasil.

“Bueno, ya sé dónde quiero llegar. Le estoy dejando al mundo saber que Mónica Puig ha llegado. Ya era tiempo. Siempre he estado ahí, pero nunca pude mantener el nivel. Ahora mismo lo estoy manteniendo. Es un muy buen momento. Así que, quiero esa medalla. Voy hacer lo que sea para cumplir esa meta”, expresó la puertorriqueña que no ha cedido antes sus rivales un set en los tres partidos olímpicos que ha tenido.

El efecto Puig en Muguruza se notó en la cancha, cuando en el segundo set ganando la puertorriqueña, 4-1, se divisó a la española secarse las lágrimas, posiblemente de frustración por ser catalogada como la favorita para ganar la contienda. Se destaca que la española está cargada física por estar jugando dobles con Carla Suárez Navarro.

Mónica Puig versus Laura Siegemund

Puig, ya tiene rival en octavos de final, la alemana Laura Siegemund, quien derrotó 6-4 y 6-3 a Kirsten Flipkens de Bélgica. La jugadora tiene 28 años y está posicionada 32. El encuentro espera por asignación de hora y cancha.

“Cada partido va a ser un challenge (reto) bastante grande. Con la que voy a jugar es bastante sólida. Sé que voy a ir a la cancha a dar lo máximo para Puerto Rico, que ellos necesitan esto”, indicó la trigésima cuarta raqueta del escalón mundial del tenis.

“Para mi hoy, estoy a un pasito más cerca de donde quiero estar. Un pasito más cerca de la ronda de medallas. Quiero una medalla. Quiero una medalla. Eso es un sueño bastante grande para mí”, recalcó la tenista que cambio de equipo de trabajo hace un año y le han dado un “giro” a su carrera.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.