“Somos víctimas de un régimen opresor”: Tintori

Lilian Tintori, esposa del prisionero político Leopoldo López, es abanderada de la lucha de la oposición venezolana. FOTO AFP

Lilian Tintori, esposa del prisionero político Leopoldo López, es abanderada de la lucha de la oposición venezolana. FOTO AFP

El destino de Leopoldo López podría tomar hoy un nuevo rumbo. La Justicia de Venezuela convocó a última hora a la audiencia de apelación del fundador del partido Voluntad Popular, quien fue condenado a 14 años de cárcel por los hechos violentos registrados durante una marcha antigubernamental, y ya completa dos años y cinco meses tras las rejas.
La audiencia coincide con la estadía en Caracas del expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, quien actúa como mediador, con Unasur, entre el Gobierno y la oposición de Venezuela, y según fuentes de la defensa, podría dar un espaldarazo para que la Justicia tenga un gesto hacia el opositor.
Por lo pronto, Lilian Tintori, su esposa y la mujer que convirtió su rostro en emblema de la lucha por la libertad de los presos políticos en Venezuela, habló sobre la expectativa de ver a Leopoldo libre y se refirió por primera vez a una posible nominación al Premio Nobel de Paz.
¿En qué momento se desgarró Venezuela de sus cimientos y llegó al extremo de no tener medicinas, alimentos ni seguridad?
“Todo empezó con un régimen que se prometió al pueblo y no se cumplió, un régimen antidemocrático, corrupto e ineficiente que por su falta de valores democráticos nos ha llevado a la peor crisis humanitaria, social y económica de nuestra historia. Nos falta hasta el fluido eléctrico”.
¿Qué garantías tiene la oposición de que las firmas para convocar a un referendo revocatorio no resulten invalidadas por el Consejo Nacional Electoral?
“Nosotros confiamos en que el poder electoral debe actuar y respetar los lazos del debido proceso. Sabemos que no es fácil para quienes trabajan en el CNE vivir bajo presión. Somos víctimas de un régimen opresor que amenaza a los funcionarios públicos para no respetar la voluntad popular”.
¿A qué se debe el silencio de algunos países de la región que aún no se pronuncian sobre la situación ?
“El continente sabe que el Gobierno de Maduro es violador de derechos humanos. El silencio cada día se rompe más, Latinoamérica está despertando. Yo espero que en los próximos días quienes no se hayan pronunciado contundentemente lo hagan, necesitamos apoyo”.
¿Ha intentado el Gobierno acercarse a usted o a su esposo?, ¿les ofrecieron dinero o prebendas políticas para que dejaran la lucha?
“Hemos sido objeto de persecución por parte del régimen de Nicolás Maduro, nos siguen motos sin luces y carros sin placa. Yo he tenido dos atentados, una avioneta en la que se movilizaba mi equipo se quemó y también frente a mí fue asesinado en una tarima, en Guárico, un dirigente opositor con diez tiros. No nos ofrecieron dinero ni lo aceptaríamos jamás, lo que sí quisieron fue que Leopoldo se fuera del país, allanaron mi casa durante dos días, acosándonos con mensajes a mí y a mis hijos”.
La Ley de Amnistía y otras cinco normas aprobadas por la Asamblea Nacional fueron derogadas por el Tribunal Supremo de Justicia. ¿Cree en su independencia?
“Por supuesto que no, no hay independencia de poderes en Venezuela y todos son controlados por Nicolás Maduro”.
Se ha comentado una posible nominación suya o de Leopoldo López para ganar el Premio Nobel de paz…
“Si alguien merece ese premio es Leopoldo López, que con su ejemplo de lucha y no violencia ha servido de faro a todo un pueblo que no quiere rendirse en medio de las dificultades. Leopoldo ha recibido la peor persecución, en la cárcel lo provocan diariamente y le hacen tortura psicológica para sacar lo peor de él, pero respira profundo, los mira los ojos y les dice que son tan venezolanos como él, y los perdona. Ha sacado una gran espiritualidad de su ser y ahora es un hombre más cariñoso, mucho más de lo que era en casa. Si yo volviera a nacer, me casaría con Leopoldo López y llevaría esta lucha si me tocara.
El Gobierno siempre ha hablado de una relación cercana entre el expresidente de Colombia Álvaro Uribe y la oposición venezolana. ¿Cuál es su relación con el exmandatario colombiano?
“Es una maniobra distractora del oficialismo, otro invento de Nicolás Maduro y su régimen. Yo acabo de conocer al presidente Uribe en Miami y Bogotá, y para mí fue un honor porque él ha sido solidario con la lucha que hemos llevado, al igual que el presidente Gaviria y los presidentes Pastrana y Betancur, todos luchadores de la democracia. Nuestra lucha es transparente, lo que decimos en público lo decimos en privado”.
¿En algún momento ha pensado rendirse temiendo por su familia?
“Por supuesto que temo por mi familia, por supuesto que temo lo que pueda sucedernos y hago responsable directamente a Nicolás Maduro de cualquier cosa. Temo principalmente por la vida de Leopoldo en esa cárcel, donde está secuestrado”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.