Prohíben por ley la política partidista dentro de la AEE y AAA

CapitolioEL CAPITOLIO – La intervención política-partidista que tradicionalmente ha afectado el funcionamiento de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) quedó prohibida con la firma de la Ley 4-2016 y la Ley 68-2016, aseguró el jueves, el senador Ramón Luis Nieves, quien redactó y logró se incluyeran estas prohibiciones basados en la Ley Hatch vigente en el gobierno de Estados Unidos.

“Hoy anuncio un enorme paso que hemos tomado desde la llamada clase política: nuestra Legislatura, junto al Gobernador, logró legislar la prohibición total de la política partidista dentro de la AEE y la AAA. Cuando comenzamos a considerar en 2015 lo que se convirtió en la Ley 4-2016, Ley de Revitalización de la AEE, insistí en incluir un lenguaje fuerte para prohibir la política partidista en la AEE, y luego con el proyecto de la AAA, que ayer se convirtió en la Ley 68-2016. Lo logramos para beneficio de Puerto Rico”, señaló el senador Nieves en un comunicado de prensa.

Las Leyes 4-2016 y 68-2016 proveen para que cualquier funcionario o empleado reciba multas administrativas entre 5 mil y 20 mil dólares y/o suspensión sumaria de su empleo si durante horas laborales o en los predios de la AAA o AEE lleva a cabo o participa en actividades político partidistas, ya sea recaudando fondos, creando grupos que promuevan intereses políticos de cualquier partido o candidato político, intimidando o compensando a otros funcionarios por la participación o rechazo a participar de cualquier actividad o contribución destinada a candidatos o partidos políticos. La prohibición es extensiva a empleados, gerenciales y miembros de la junta de directores.

Además, ambas leyes contienen disposiciones para que ningún funcionario electo de la rama ejecutiva, legislativa o de los municipios pueda intervenir para influir en el resultado o determinación de relaciones laborales, decisiones de recursos humanos, tales como nombramientos o compensaciones, negociaciones de convenios colectivos, determinaciones de revisiones tarifarias, de contratación, de desconexión de servicios, determinaciones del contenido o la implementación del programa de mejoras capitales, y demás temas operacionales o funciones inherentes a los oficiales ejecutivos y a la junta.

“Se acabaron en la AAA y la AEE las cartas o gestiones de recomendación para puestos de trabajo o contratos por alcaldes, legisladores o gobernadores para familiares, activistas políticos y otros beneficiarios del patronazgo político. Se acabaron los fundraisers organizados por o ayudados por energéticos o empleados de AAA del PNP o el PPD. Se acabó el tomar decisiones en la AEE y la AAA procesadas por el filtro político-partidista. La contratación de empleados en la AEE y la AAA será por méritos profesionales y no por el mérito de estar conectados a algún político. Eso se acabó”, sentenció el senador.

El también presidente de la Comisión de Asuntos Energéticos y de Agua del Senado reveló que le envió hoy cartas al director ejecutivo de la AEE, al presidente ejecutivo de la AAA y a los presidentes de las juntas de gobierno de ambas corporaciones públicas. Así también a la Asociación y Federación de Alcaldes para informarles sobre la aprobación de estas leyes, y la obligación de asegurar su cumplimiento.

“Confío que el lenguaje incluido en estas leyes, ayuden a comenzar el proceso de ruptura con la manera en que la política ha intervenido en las decisiones de nuestras más importantes corporaciones públicas”, concluyó el senador Nieves.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.