‘No conozco a nadie más preparado que Hillary’: Obama

El presidente de EE. UU. alabó las condiciones de su exsecretaria de Estado y criticó a Trump.

Foto: AFP Barack Obama y Hillary Clinton saludan a la audiencia presente en el Wells Fargo Center de Fil

Foto: AFP
Barack Obama y Hillary Clinton saludan a la audiencia presente en el Wells Fargo Center de Fil

La plana mayor del Partido Demócrata, incluyendo al propio presidente Barack Obama, salió el miércoles en aguerrida defensa de la candidatura presidencial de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, en una jornada en la que el blanco principal fue el magnate neoyorquino y candidato republicano, Donald Trump.

Obama, orador central en el tercer día de la Convención Demócrata, que se realiza a Filadelfia, pintó a Trump como una persona superflua que carece de las condiciones intelectuales mínimas que se requieren para tomar las riendas de la principal potencia del mundo.

“Lo miedoso de esto (la candidatura de Trump) es que no sabe nada y no tiene ni interés en aprender. No distingue países, no sabe quiénes son suníes o chiíes, no tiene idea de la carrera nuclear. No tiene ni un conocimiento básico del mundo”, dijo el presidente, muy cerca de catalogarlo de ignorante.

“Nuestra fortaleza y grandeza no dependen de Donald Trump”, añadió.

En una entrevista divulgada el miércoles en la mañana por NBC News, Obama dijo de Trump: “Esas son cosas que él no sabe, y no parece que haya pasado mucho tiempo intentando aprender” sobre ellas. (Además: Tras 227 años de democracia en EE. UU., Hillary Clinton marca un hito)

Al referirse a su exsecretaria de Estado, el presidente dijo no tener ni el menor asomo de duda de que Hillary, por el contrario, sería una gran presidenta.

“Puedo decir con confianza que nunca ha habido un hombre o una mujer más calificada que Hillary Clinton para servir como presidente de EE. UU.”, afirmó el mandatario, que se prepara para realizar una intensa gira por todo el país en respaldo de Clinton.

Obama se concentró en las virtudes que a su juicio hacen de Clinton la mejor opción. “Nada te prepara realmente para las exigencias del Salón Oval. Hasta que no te sientas ante esa mesa, no sabes cómo es administrar una crisis global, enviar gente a la guerra. Pero Hillary ya ha estado en ese salón; ha sido parte de las decisiones”, señaló el mandatario.

“Aun en el medio de una crisis, ella escucha a la gente, se mantiene calma y trata a todos con respeto. Y no importa lo difícil que sean los desafíos, no importa el esfuerzo que alguien haga para derribarla, ella nunca, nunca se rinde”, añadió. “Esa es la Hillary que conozco. Esa es la Hillary que admiro”.

El presidente ha reservado todo el mes de octubre para eventos proselitistas, pero usará buena parte de su tiempo de agosto y septiembre para el mismo fin. (En video: El discurso de Michelle Obama en la Convención Demócrata)

Obama, por supuesto, es una parte interesada. En primer lugar, porque está devolviendo el favor que Hillary le hizo en las elecciones del 2008, cuando fue ella quien perdió la nominación, pero le ofreció todo su respaldo para derrotar al republicano John McCain.

Y en segundo lugar, porque sabe que su legado –la reforma de la salud, el acercamiento a Cuba, el acuerdo nuclear con Irán, entre muchos temas más– quedaría en riesgo si una persona como Trump gana.

“Todo eso es cierto. Pero lo que está motivando al presidente en este momento es que está convencido de que una presidencia de Trump sería desastrosa para el país”, dice una fuente cercana al mandatario.

Y para Hillary su apoyo es esencial. Aunque ya va de salida, el presidente aún cuenta con el respaldo de un 56 por ciento de la población –de acuerdo con las últimas encuestas– y es inmensamente popular entre inmigrantes y jóvenes, dos grupos que Clinton necesita alineados para cuando llegue la hora de los votos.

Además de Obama, la noche estuvo adornada por discursos del vicepresidente Joe Biden –muy popular entre la clase trabajadora– y del senador de Virginia Tim Kaine, el escogido por Hillary como compañero de fórmula. Así mismo, subieron al podio más de 20 miembros del Congreso, entre ellos Rubén Gallego, de origen colombiano, al igual que el reverendo Jesse Jackson y muchos más.

Este jueves todos los reflectores apuntarán hacia Clinton cuando pronuncie el discurso con el cual acepta la nominación del partido. Hillary será presentada por su única hija, Chelsea, fruto del matrimonio con el expresidente Bill Clinton.

Donald Trump pide a Rusia espiar a Clinton

En paralelo a la Convención, la carrera presidencial siguió agitándose luego de que la Casa Blanca confirmó que la mano de Rusia estuvo tras el espionaje al Comité Nacional Demócrata y producto del cual se hizo pública una serie de correos electrónicos en los que es evidente el favoritismo del partido por Hillary Clinton en detrimento de su rival en las primarias, Bernie Sanders. (Además: Trump aventaja a Clinton por tres puntos en nueva encuesta en EE. UU.)

Según el Comité, los e-mails fueron filtrados para favorecer la candidatura de Trump.

El miércoles, el magnate negó tal asociación, pero generó otra tormenta al pedir a Rusia que espíe a Clinton “para ver si aparecen los 30.000 correos” que supuestamente fueron borrados de su cuenta personal cuando era jefa de la diplomacia de EE. UU.

El caso generó una investigación del FBI que hace algunas semanas determinó que Clinton no sería procesada criminalmente, pero tras catalogar que el uso de su correo personal para el manejo de asuntos de Estado había sido “irresponsable”.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.