Francotirador de Dallas actuó solo y quería matar a policías blancos

vigilia-tiroteo-dallas-policicc81as-cnn-1(CNN) – La emboscada comenzó la tarde de este jueves con disparos que mataron a cinco policías e hizo correr en busca de refugio a manifestantes. Terminó la madrugada de este viernes cuando un robot de la unidad antibombas de la policía de Dallas mató al atacante luego de que fallaron las negociaciones.

Los investigadores han identificado al sospechoso: Micah Xavier Johnson, un joven de 25 años de Mesquite, Texas.

Los investigadores determinaron que Johnson era “el único tirador en este incidente”, dijo el alcalde de Dallas, Mike Rawlings.

“Era un tirador móvil que había escrito manifiestos sobre cómo disparar y moverse, disparar y moverse, y eso es lo que hizo”, dijo Rawlings en rueda de prensa.

“A medida que hemos empezado a desentrañar este nudo, nos dimos cuenta de que este tiroteo provenía de un edificio a diferentes niveles”.

Rawlings dijo que la confusión inicial de los investigadores sobre el número de tiradores fue en parte debido a unos 20 manifestantes con chalecos de protección y con armas largas que se dispersaron cuando comenzó el tiroteo.

Las autoridades dijeron que tres sospechosos fueron detenidos previamente el viernes, pero más tarde fueron interrogados y puestos en libertad.

Un ataque bien planeado

El jefe de la policía de Dallas, David Brown, proporcionó más detalles sobre el ataque.

“A través de nuestra investigación se nos reveló que esto fue una tragedia bien planeada, bien pensada”, dijo.

El letal tiroteo ocurrió en Dallas luego de que videos divulgados de dos hombres negros que mueren a manos de policías en Lousiana y Minnesota causaran protestas y un debate sobre el uso de la fuerza por parte de la policía.

Cinco policías murieron y siete quedaron heridos en la emboscada. Fue el incidente más letal para las fuerzas de seguridad en Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001. Dos civiles también quedaron heridos en los ataques, según la alcaldía de Dallas.

El atacante murió por una bomba robot

Mientras funcionarios condenaron el ataque este viernes, surgieron detalles sobre el sospechoso que murió luego de estar acorralado por varias horas en un estacionamiento.

El sospechoso dijo a los negociadores de la policía que estaba enojado por las muertes recientes de negros a manos de la policía, que quería matar a personas blancas, especialmente policías blancos y que estaba actuando solo, dijo Brown a reporteros el viernes.

“No vimos otra opción que usar un robot antibombas y poner un dispositivo en su extensión para detonarlo donde se encontraba el sospechoso”, dijo Brown. “Otras opciones habrían expuesto a nuestros oficiales a un grave peligro. El sospechoso está muerto como resultado de la detonación de la bomba”.

Johnson no tenía registro criminal ni se le conocían vínculos con terrorismo, dijeron funcionarios a CNN.

Él fue reservista del Ejército con especialidad en carpintería y albañilería, dijeron dos oficiales de Defensa.

Wayne Bynoe, uno de sus vecinos, dijo que autos de la policía estaban afuera de la casa de Johnson este viernes. El sospechoso vivía con su madre y “no se metía con nadie”, dijo Bynoe.

Las autoridades hallaron en su casa material para fabricar bombas, chalecos antibalas y municiones, informó el Departamento de Policía de Dallas.

Así fue el ataque

Testigos dicen que manifestantes marchaban pacíficamente en el centro de Dallas cuando comenzó el tiroteo.

El reverendo Jeff Hood, uno de los organizadores de la protesta, dijo que vio a dos oficiales heridos y luego vio como un sargento corrió hacia el lugar de donde venían los disparos.

“Corrí en la dirección opuesta. Estaba preocupado sobre las 700 a 800 personas detrás de mi”, dijo. “Estaba gritando: ¡Corran! ¡Corran! ¡Atacante activo! ¡Corran! Intentaba sacar a la gente tan rápido como fuera posible”.

Los manifestantes corrieron hasta un estacionamiento, dicen testigos, y comenzaron a huir cuando corrió la voz de que había un francotirador.

“Todos estaban gritando, la gente estaba corriendo”, dice Clarissa Myles. “Escuché al menos unos 30 disparos”.

Antes de que las autoridades mataran a Johnson, el sospechoso dijo a negociadores que más oficiales iban a morir y que había plantado bombas en el centro de Dallas. La policía, sin embargo, no encontró explosivos durante revisiones en el área.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.