Federales procesan sujeto por secuestro de madre e hijo y buscan a los otros seis cómplices

FBI_bg-408x264-300x1681SAN JUAN  – El agente especial a cargo del Negociado Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) de San Juan, Douglas A. Leff, anunció el jueves el procesamiento de un sujeto sospechoso del secuestro de una joven madre y su hijo bebé, mientras que buscan a otros seis sujetos involucrados en el mismo.

Según el funcionario federal, el detenido fue identificado como Jesús Naranjo Adorno, quien enfrenta acusaciones por secuestro y uso de armas de fuego para cometer un crimen.

De acuerdo con las autoridades federales, el pasado sábado 2 de julio, aproximadamente a las 12:30 de la medianoche el arrestado y otros seis hombres no identificados secuestraron a una mujer de 20 años y su hijo en una residencia en San Juan.

Leff detalló que Naranjo Adorno y cinco de los varones no identificados estaban armados y uno de ellos tenía un arma larga. Éstos obligaron a la mujer y a su hijo a montarse en una Toyota Highlander gris que fue seguida por un segundo vehículo descrito como un carro pequeño de un color oscuro. El domingo, los miembros del equipo SWAT del FBI y personal de la División de Robo a Bancos de la Policía detuvieron a Naranjo Adorno en la habitación de un motel ubicado en la carretera PR-1 de Río Piedras a Caguas. La mujer y su hijo resultaron ilesos.

“La investigación continúa con respecto a los seis cómplices que colaboraron en el secuestro. Estamos trabajando de manera agresiva para identificarlos. Cada uno tiene una ventana de tiempo limitado para contactar voluntariamente al FBI para solicitar clemencia antes que los encontramos por nuestra cuenta, los tomemos en custodia y pidamos a la Fiscalía Federal que se busque la pena máxima disponible”, aseguró Leff en un parte de prensa.

Las autoridades federales indicaron que de ser declarado culpable, el acusado enfrenta hasta cadena perpetua. Este caso es procesado por el fiscal auxiliar Aaron Howell e investigado por el FBI. El acusado se presume inocente hasta que se pruebe su culpabilidad.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.