Cuba y EE. UU., un año de pactos y desconfianza

Los puntos más difíciles de resolver son el bloqueo y la devolución de la base de Guantánamo.

Foto: REUTERS John Kerry (c), secretario de Estado, participó en la reapertura de la embajada de Estados Un

Foto: REUTERS
John Kerry (c), secretario de Estado, participó en la reapertura de la embajada de Estados Un

La reapertura de las embajadas de Cuba y Estados Unidos cumple un año de visitas, reuniones, acuerdos y desconfianza abonada en más de 50 años de una enemistad que no se supera ni tras el histórico primer viaje a la isla de un presidente estadounidense en 88 años.

Se mantiene el bloqueo, principal obstáculo para la “normalización”, que Barak Obama y Raúl Castro anticiparon “lenta y difícil” al anunciar el acercamiento (diciembre del 2014).

Cubanos de a pie esperaban que con la bandera gringa llegarían más víveres, que todavía no se ven. (Lea también: Los principales cambios en la nueva relación de EE. UU. y Cuba)

La reapertura de las embajadas de Cuba y Estados Unidos cumple un año de visitas, reuniones, acuerdos y desconfianza abonada en más de 50 años de una enemistad que no se supera ni tras el histórico primer viaje a la isla de un presidente estadounidense en 88 años.

Se mantiene el bloqueo, principal obstáculo para la “normalización”, que Barak Obama y Raúl Castro anticiparon “lenta y difícil” al anunciar el acercamiento (diciembre del 2014).

Cubanos de a pie esperaban que con la bandera gringa llegarían más víveres, que todavía no se ven. (Lea también: Los principales cambios en la nueva relación de EE. UU. y Cuba)

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.