Clinton hace historia: es oficialmente la candidata demócrata a la presidencia de EE.UU.

Hillary Clinton rompió otra marca el martes cuando al convertirse en la primera candidata presidencial mujer de uno de los partidos principales en los 240 años de historia de EE.UU.

Hillary Clinton rompió otra marca el martes cuando al convertirse en la primera candidata presidencial mujer de uno de los partidos principales en los 240 años de historia de EE.UU.

(CNN) – Hillary Clinton rompió otra marca el martes cuando al convertirse en la primera candidata presidencial mujer de uno de los partidos principales en los 240 años de historia de EE.UU. tras conseguir el número mínimo de delegados de la Convención Nacional Demócrata durante el anuncio de la votación de los estados.

La ex primera dama, exsenadora por Nueva York y exsecretaria de Estado, es oficialmente la líder de su partido en Filadelfia en busca de unir a los demócratas después de una divisoria elección primaria contra Bernie Sanders y para ganar un tercer periodo consecutivo en la Casa Blanca para los demócratas.

Bill Clinton: Hillary es la mejor persona que hace cambios que he conocido

El orador principal de la noche del martes fue el expresidente Bill Clinton, esposo de la candidata, una figura muy respetada en el partido y un orador excepcional.

Bill Clinton caracterizó a Hillary como un agente de cambio real, en contraposición de una “caricatura”, presumiblemente refiriéndose a la creada por su rival republicano, Donald Trump.

En un discurso muy personal, el expresidente contó la historia de cómo conoció y se enamoró de Hillary Rodham y le pidió —varias veces— matrimonio.

“Hillary me abrió los ojos a nuevo mundo de servicio público”, dijo el exmandatario, haciendo un recorrido cronológico por su vida juntos.

“Hillary siempre ha tratado de darles fuerzas a las personas discapacitadas”.

Bill Clinton destacó la labor de Hillary como esposa, madre y sobre todo como funcionaria pública, resaltando las acciones que según él cambiaron la vida de personas.

“Si usted ama a este país, aprueben la reforma de inmigración; si usted es un musulmán, quédese”.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.