Aumentan las infecciones de orina durante el verano

Cadúceo MedicinaSAN JUAN – “La infección de orina puede ser de tres tipos: cistitis, uretritis o pielonefritis. Dependiendo de si se producen en la entrada de las vías urinarias o en la parte alta de estas, tendrán unas consecuencias y un tratamiento diferente. No importa cuál sea el tipo de infección urinaria, debemos tomarnos muy en serio el tratarla convenientemente, ya que aunque en la gran mayoría de casos se soluciona de forma rápida y sencilla, si no se trata a tiempo puede provocar problemas más serios que necesitan hospitalización”, informó Burgos en un parte de prensa.

Explicó que aunque las infecciones de orina no son una enfermedad estacional, el verano trae consigo una serie de factores de riesgo extra que influyen en este incremento. Uno de ellos es la necesidad de beber más agua debido al calor. Si aumenta la temperatura y las personas no consumen una mayor cantidad, esto puede provocar una deshidratación y concentración de la orina favoreciendo la aparición de la cistitis.

Asimismo, la experta detalló algunos de los síntomas que provoca la infección de orina como la necesidad urgente y frecuente de orinar, quemazón en la uretra, enrojecimiento del área y picor, sangre en la orina, fiebre, escalofríos, vómitos y nauseas.

“En caso de que tenga alguno de estos síntomas es importante que acuda a su médico para que lo envíe a un laboratorio en donde a través de un análisis de sangre y uno de orina podrán conocer si existen datos de infección. También, es probable que le realicen un cultivo de orina para identificar el tipo de bacteria que puede estar provocando la infección”, destacó Burgos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.