Adicción al celular de parte de las madres crea grandes retos en la crianza

MOMS_AND_MOBILE_2SAN JUAN – El celular se ha convertido en una herramienta indispensable para que las madres de hoy se mantengan conectadas al mundo, pero a la vez la adicción que genera esta dependencia, crea grandes retos en la crianza de los hijos, reveló un estudio presentado el martes, por la agencia Badillo Saatchi & Saatchi, que participó de la investigación hecha por la multinacional publicitaria en 10 países alrededor del mundo.

El estudio global se realizó para identificar las preocupaciones, el pensar y el sentir de las madres sobre su relación con sus teléfonos móviles. La investigación contó con la participación 30 Master Xplorers de Saatchi & Saatchi que se relacionaron con sobre 50 madres en 10 países. El estudio incluyó a madres de Alemania, Australia, Argentina, Canadá, China, Colombia, Gran Bretaña, Estados Unidos (Nueva York y California) y Puerto Rico. La herramienta que Saatchi & Saatchi llama “Xploring” consiste en realizar un estudio cualitativo que profundiza en el por qué de las cosas, y en los elementos que provocan ciertas conductas.

Según expresó en un comunicado de prensa, la Master Xplorer de Puerto Rico, Grace Rodríguez, que a su vez se relacionó con un grupo de madres puertorriqueñas, “el estudio se basó en lo que llamamos Xploring, una técnica de ir más allá del conocimiento para lograr entendimiento. Busca romper estereotipos y dejar a un lado el conocimiento convencional para abrirnos y sentir la vida de la gente: sus hábitos, sus pasiones, sus deseos. Es tener un contacto íntimo para lograr tener un entendimiento profundo sobre las cosas que les importan”.

Según Rodríguez, “los dispositivos móviles impactan cada vez más las relaciones humanas, y siendo la madre el eje central de la sociedad, cuyo rol tradicional es el de mayor influencia en cuanto la crianza, ella está creando los cimientos en un mundo donde todavía no se han escrito las reglas de cómo se pueden manejar los retos que este dispositivo la hace enfrentar”.

A pesar de que este dispositivo hace la vida más fácil, según Rodríguez, “la dependencia del móvil se ha convertido una nueva rivalidad fraternal, donde la madre está presente físicamente, pero cuando usa el teléfono es como si estuviese ausente. Asimismo, el móvil u otras plataformas (tabletas) compiten con la madre y se convierten en un tranquilizante”. Entre las participantes de todos los países, existe lo que catalogan como ‘una adicción’ tanto de la madre como de los hijos. Todo en su vida está marcado por el celular. Se están poniendo límites para lidiar con la ‘adicción’ porque el móvil es un recurso, una herramienta útil, pero no la define como madre, mujer o persona.

En torno a sustentar esa realidad de acceso a los teléfonos móviles, según Claudio Chea, director de la división digital de Badillo Saatchi & Saatchi, “la incidencia de uso de celular con internet en Puerto Rico está en crecimiento”. En la Isla se estima que 2.7 millones de personas tienen teléfonos móviles, 7 de cada 10 de estas personas tienen un Smartphone. Según Chea, “el 87 por ciento de las personas que tienen un teléfono celular son mujeres, cerca de 2 por ciento más que los hombres.

El estudio, es una radiografía para entender cómo llegar a este mercado tan fuerte, coincidieron los expertos de Badillo. “Las marcas necesitan entender más profundamente los retos que las madres enfrentan hoy día en cuanto al uso del celular y cómo afecta la crianza”, dijo Rodríguez.

Chea por su parte agregó que “para conectar con el segmento de las madres de hoy, las marcas necesitan dejar atrás la visión tradicional, y entender la profundidad de la relación de las madres con su móvil para poder comenzar a explorar territorios y formas de conectar con mayor relevancia. El acceso que le provee el móvil al mundo digital se ha convertido para ella en esa gran gama de conexiones con su familia, comunidad, herramientas y servicios. Todo esto la ayuda a ser más eficiente y hábil en su rol, aunque en algunos niveles trae posibles distracciones. El fenómeno de la madre conectada es uno que con certeza que existe alrededor del mundo”.

Rodríguez agregó que, “el fin de este estudio es profundizar en los aspectos sicológicos y culturales que pueden ayudar a las marcas a tener mayor empatía con sus clientes”. Al igual que los otros Xplorers alrededor del mundo, Rodríguez compartió con varias madres en sus rutinas, en su entorno del hogar, como observadora, preguntando, pero mayormente escuchando y observando las conductas de madres, su apego al celular y cómo esto impacta la relación con sus hijos.

“Lo interesante es que los resultados que vimos en Puerto Rico son los mismos que se observaron en China, Alemania, Argentina y los otros países. Alrededor del mundo la relación de las madres con sus celulares, es similar, y tienen las mismas preocupaciones. Podemos decir que el teléfono móvil es vital en la vida de la mujer para ayudarla en su rol de ser madres y mantenerlas conectadas con el mundo exterior, sus trabajos o entretenimientos. Para la mujer de hoy sus intereses van más allá de su responsabilidad de ser madres. La maternidad es un rol importante en sus vidas pero no las define, son seres con intereses independientes de la maternidad”, explicó Rodríguez.

El estudio reafirma que el teléfono ayuda a la madre a establecer una red de conexiones con el mundo, desde hacer citas, coordinar las actividades, informarse, hacer consultas, hacer compras y hasta de entretenimiento como ver películas. El móvil es además una ventana al mundo, tanto para la madre como para el hijo o hija. Es una conexión para los intereses de ambos, y se utiliza como un escape, para su tiempo para ella, asimismo sirve de entretenimiento o distracción para el menor. A nivel mundial se vio la tendencia de que el móvil se ha convertido en una herramienta guía para la crianza, desde cómo lactar, las preocupaciones de salud, el entretenimiento, las referencias en la educación y hasta en la disciplina de los hijos.

Según Rodríguez, la frase “It takes a village to raise a child”, la cual significa ‘toma una comunidad para criar a un hijo’, se traduce hoy día a que esa comunidad habita en la comunicación en línea (online), la comunidad vive dentro del móvil”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.