Acusan a Lula da Silva de obstruir la justicia en el caso ‘lava jato’

El expresidente Lula da Silva fue incluido por la justicia de Brasil en una investigación sobre la presunta trama de corrupción dentro de Petrobras. (Crédito: CHRISTOPHE SIMON/AFP/Getty Images)

El expresidente Lula da Silva fue incluido por la justicia de Brasil en una investigación sobre la presunta trama de corrupción dentro de Petrobras. (Crédito: CHRISTOPHE SIMON/AFP/Getty Images)

(CNN Español) – Un juez federal imputó en la tarde de este viernes a Luiz Inacio Lula da Silva bajo cargos de obstrucción a la justicia como parte del operativo anticorrupción conocido como lava-auto o lava-jato, en portugués.

El expresidente Lula da Silva dijo este viernes en un discurso frente a trabajadores del sector financiero en Sao Paulo que estaba “cansado de las denuncias” en su contra y que no tenía conocimiento detallado sobre los cargos que se le imputan por supuestamente obstruir a la justicia, reporta Agencia Brasil.

El expresidente ha dicho que es víctima de una persecución política y apenas el jueves presentó una petición ante la Comisión de Derechos de las Naciones Unidas en Ginebra.

La petición, según el comunicado, es una respuesta a los intentos del juez Sergio Moro y los investigadores del caso ‘Lava Jato” por sensacionalizar e internacionalizar el tema antes que enfocarse en el estado de derecho y los compromisos jurídicos internacionales de Brasil.

Pero la decisión de un juez federal de proceder con los cargos en su contra es un gran revés para el jefe del Partido de los Trabajadores, una bomba política que estalla justo a una semana del inicio de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

Lula y varios colaboradores están acusados de querer comprar el silencio de un exdirector de Petrobras.

Se calculan pérdidas estimadas de 2.000 millones de dólares en Petrobras durante el esquema de corrupción. Los fiscales han acusado a exejecutivos por “desviar” de manera ilegal miles de millones de sus cuentas para su uso personal, o para pagarles a funcionarios.

Más de 80 personas, entre ellas políticos de alto nivel, han sido acusadas de soborno y lavado de dinero durante la investigación penal, denominada “Operación Lava Jato”.

El procurador general de Brasil, Rodrigo Janot, solicitó al Tribunal Supremo de su país incluir en la principal investigación sobre la presunta trama de corrupción dentro de Petrobras a Luiz Inácio Lula da Silva , tres ministros del gabinete de Dilma Rousseff y al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, entre otros acusados. La información se conoció a principios de mayo.

El listado de 31 personas, además de incluir a Lula da Silva y a Cunha, involucra a senadores y diputados oficialistas y de oposición. También se encuentra un empresario ligado al exmandatario y un expresidente de Petrobras.

Janot argumenta que las investigaciones se profundizaron y existen elementos para acusar de presuntos crímenes de lavado de dinero, corrupción y organización criminal.

El pasado 4 de marzo, Lula prestó declaración en Sao Paulo sobre sospechas en su contra investigadas en la operación Lava Jato.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.