PROMESA -Proyecto HR 5278 en el Comité de Recursos Naturales del Congreso.

NOTIMAS-1

García Padilla aplaude aprobación en Comité congresional de PROMESA

LA FORTALEZA – El gobernador Alejandro García Padilla aplaudió el miércoles, la aprobación del proyecto HR 5278 en el Comité de Recursos Naturales del Congreso.

“El Comité de Recursos Naturales del Congreso de Estados Unidos dio hoy un importante paso con la aprobación del proyecto 5278, PROMESA. Aplaudo al congresista Bishop, presidente del Comité de Recursos Naturales, y al congresista Grijalva, portavoz demócrata del comité, por las gestiones realizadas y por su liderazgo”, dijo el gobernador en declaraciones escritas.

“Hay componentes claves de la medida que nos ayudarán a atender la insolvencia de nuestro país, proteger los servicios esenciales de los puertorriqueños y hacer crecer nuestra economía, sin embargo, me sigue preocupando la disposición que establece una junta de control fiscal con poderes abarcadores”, añadió.

“Los puertorriqueños somos ciudadanos americanos y nuestros derechos democráticos necesitan ser los mismos que los demás ciudadanos americanos que viven en Estados Unidos, y lo estipulado en la junta no cumple con esa obligación. Insto al speaker Ryan a que se enmiende esta disposición y que la medida baje al pleno tan pronto como sea posible. Agradezco el trabajo realizado, pero queda aún más por hacer”, concluyó.

Ricardo Rosselló sobre PROMESA: “solo sirve para perpetrar la colonia”

SAN JUAN – El precandidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Rosselló Nevares dijo el miércoles que con la aprobación del HR-5278 en la Comisión de Recursos Naturales del Congreso de los Estados Unidos solo sirve para “perpetrar la colonia”.

“Soy el primero en reconocer que hace falta la colaboración del Gobierno Federal, pero tiene que ser bajo la premisa del trato como un Estado, no con trato desigual e inferior. He establecido múltiples propuestas en esta dirección”, dijo Rosselló Nevares en declaraciones escritas.

“Este proyecto únicamente sirve para perpetuar la colonia y la desigualdad, eso no es consistente con la Estadidad. Lo que necesitamos es colaboración, no mas coloniaje. Lo que necesitamos es que toda solución del Congreso esté vinculada con la solución definitiva al estatus que es la Estadidad”, añadió.

El Comité de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, aprobó con votación de 29 a 10 y con enmiendas, el proyecto 5278 que establecerá una junta control fiscal federal para Puerto Rico.

Pierluisi aplaude aprobación en Comité congresional proyecto PROMESA

WASHINGTON, DC – El comisionado residente Pedro Pierluisi aplaudió el miércoles, la aprobación del proyecto H.R. 5278, la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilización de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés), por parte de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal, del cual Pierluisi es miembro.

El conteo final de votos fue 29 a favor y 10 en contra. De los 24 republicanos en la Comisión que votaron, 14—o casi el 60 por ciento—votaron a favor. De los 16 demócratas en la Comisión que votaron, 15 votaron a favor y sólo uno votó “presente”.

“Hoy, dimos un gran paso al frente en nuestro esfuerzo para ayudar a los 3.4 millones de ciudadanos americanos en Puerto Rico, cuyo gobierno se encuentra a punto del colapso y que cada día está más cerca de incumplir con sus obligaciones medulares hacia sus ciudadanos y sus acreedores. PROMESA fue aprobada por la Comisión con amplio apoyo bipartidista, un hecho notable a la luz de la naturaleza partidista del Congreso actual. Derrotamos todas las enmiendas diseñadas para dañar el proyecto de ley o para alterar su contenido, el cual fue calibrado cuidadosamente. Las únicas enmiendas que fueron adoptadas fortalecen el proyecto o fueron simplemente de naturaleza técnica. Como resultado, logramos preservar esta legislación balanceada que líderes congresionales de ambos partidos, junto a expertos del Departamento del Tesoro, elaboraron con mucho trabajo. Me siento complacido—y orgulloso—de que una masa crítica de republicanos y demócratas que se han preocupado por el futuro de Puerto Rico se unieron de esta forma.

Nuestra labor, obviamente, no ha concluido. Hoy fue un paso importante, pero fue sólo un paso. El próximo paso será que el pleno de la Cámara federal considere y vote a favor o en contra de PROMESA, y entonces, si es aprobado, que el Senado pase a considerar la medida. Estaré haciendo todo lo que esté a mi alcance por lograr que este proyecto de ley pase rápidamente por todo el proceso legislativo.

Este proceso es realmente difícil. Quisiera que Puerto Rico no estuviera en esta precaria situación y que no tuviéramos que requerirle al Congreso que aprobara esta legislación de emergencia. Pero así estamos, y así lo requerimos. Luchar por este proyecto de ley—aunque es un proyecto bueno, sólido y justo—es retador para mi personal y políticamente. Pero es lo correcto y lo necesario para Puerto Rico, y por eso continuaré luchando por PROMESA sin miedo ni titubeos.

En cuanto al impacto de PROMESA sobre el estatus de Puerto Rico, el proyecto simplemente hace explícito y manifiesto lo que siempre los estadistas hemos denunciado: que desde 1898, hasta el presente, Puerto Rico ha estado y continúa estando sujeto a los poderes plenarios del Congreso de los Estados Unidos al amparo de la Cláusula Territorial. PROMESA, al promover la creación de una Junta de Supervisión Fiscal, no altera ni modifica la relación entre Puerto Rico y los Estados Unidos. En ese sentido, Puerto Rico no ha cedido ni perdido nada, pues nunca hemos sido soberanos.

Es precisamente contra eso que lucho todos los días como estadista, para sacar a Puerto Rico del poder de la Cláusula Territorial y convertirnos en un estado soberano de Estados Unidos, con derechos propios sobre sus asuntos internos como los demás estados de la Unión.

El Proyecto, al reconocer explícitamente y poner en blanco y negro que Puerto Rico es un territorio, abre por fin las puertas para la descolonización de Puerto Rico, elimina al ELA como opción real y autoriza la celebración consulta estadidad sí o no. En lo que la consulta se celebra—que es mi compromiso—el proyecto ofrece un mecanismo para que Puerto Rico pueda recuperar su acceso a los mercados financieros, mejorar su situación fiscal, poner sus finanzas en orden, entablar acuerdos voluntarios con sus acreedores y hacerlos valer en el tribunal si fuera necesario.

En realidad el proyecto PROMESA presenta un camino para enderezar a Puerto Rico, a la vez que brinda una apertura hacia la descolonización efectiva y final de nuestra isla, sin más engaños o farsas como lo ha sido el ELA”, dijo Pierluisi en declaraciones escritas.

Pierluisi solicita voto a favor de proyecto de ley PROMESA

WASHINGTON, DC  – El comisionado residente, Pedro Pierluisi, solicitó el martes, a sus compañeros congresistas que analicen de forma integral y voten a favor del proyecto de ley H.R. 5278, conocido como “Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico” (PROMESA, por sus siglas en inglés).

“En este momento, los diferentes grupos interesados en este proyecto están halando cada cual para su lado, yo tengo que halar para el lado de Puerto Rico”, insistió Pierluisi en un comunicado de prensa.

Pierluisi se expresó así, durante su turno inicial en la vista de consideración del proyecto que celebró la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal, presidida por el congresista republicano Rob Bishop.

“Hay una emergencia real en Puerto Rico. Yo respeto a los que tienen preocupaciones con algunos aspectos de este proyecto, pero les pido que lo vean de forma integral. Si lo hacen, estoy seguro de que se darán cuenta de que sus positivos sobrepasan sus negativos”, dijo Pierluisi.

“Cualquier funcionario público o candidato que se oponga a este proyecto tiene la responsabilidad de articular una opción alterna que tenga una posibilidad real de convertirse en ley. Yo estoy convencido de que no existe. En mi opinión, las opciones son entre este proyecto que es imperfecto, pero es indispensable, o ningún proyecto. Y ningún proyecto es la peor opción para Puerto Rico”. Por todas estas razones, es que respetuosamente le pido a mis colegas que voten a favor de PROMESA”, añadió el comisionado residente.

En sus declaraciones, Pierluisi volvió a reiterar que el gobierno federal tiene responsabilidad compartida en la crisis porque es el resultado del trato desigual que recibe Puerto Rico a causa der el estatus territorial de la isla, y que la crisis, además de ser fiscal, es económica, de liquidez, de deuda, migratoria y de administración pública.

“Primero, este proyecto es necesario, pero no es suficiente. Muchos comentaristas, incluyendo a varios de mis colegas aquí en el Congreso, les gusta hablar solo de una de las causas de la crisis en Puerto Rico, específicamente el mal manejo de las finanzas públicas a nivel local. Pero escogen ignorar la otra razón principal de la crisis, la desigualdad a nivel federal a causa del estatus territorial actual de Puerto Rico. Pueden preferir echarle toda la culpa a Puerto Rico, pero es porque no están viendo la realidad de nuestra historia. Ese trato desigual, que es un síntoma de nuestro estatus indigno, se tiene que acabar. Reconozco que eso no se logra con PROMESA, pero les prometo que pronto se va a lograr”, dijo Pierluisi.

“Luego de décadas de desigualdad a nivel federal y mala administración a nivel local, el Gobierno de Puerto Rico está en crisis, sin poder cumplir con sus obligaciones a nuestros ciudadanos y acreedores. Miles de mis constituyentes se están mudando a los estados. Los que se quedan viviendo en la Isla enfrentan retos graves. Dondequiera que voy en Puerto Rico, veo la preocupación de nuestra gente. Sienten gran ansiedad por su situación económica, por su familia y por su futuro”, añadió.

El comisionado residente señaló, que en su mensaje, subrayó cinco razones por las que el proyecto merece ser aprobado. Entre éstas, destacó la responsabilidad del gobierno federal de atender la crisis, caracterizó la junta supervisora como una herramienta para enderezar el gobierno, y explicó que el mecanismo de reestructuración va a ser justo para todas las partes, especialmente para los empleados y retirados de los sistemas públicos de retiro de Puerto Rico.

“En una emergencia, el primer paso es estabilizar la situación. He concluido que la nueva versión de PROMESA puede ayudar a lograr ese objetivo. Combina un abarcador mecanismo de reestructuración de deuda, que tiene el visto bueno del Departamento del Tesoro, con una junta independiente de supervisión temporera para asegurar que el Gobierno de Puerto Rico actúe de forma responsable, transparente y disciplinada”, añadió.

Sobre la junta propuesta en el proyecto de ley, el Comisionado Residente dijo que preferiría que Puerto Rico no hubiera llegado al punto de que una junta fuera considerada, pero invitó a ser realistas a aquellos que buscan un mecanismo de reestructuración pero se oponen a la supervisión.

“Nadie está más molesto que yo de que el Gobierno de Puerto Rico haya llegado al punto en el que se tenga que contemplar una junta supervisora. Después de todo, yo apoyo la Estadidad para Puerto Rico porque quiero que los ciudadanos americanos que yo represento tengan plenos derechos democráticos, no menos derechos. Esa es la razón principal por la cual entré al servicio público y por la cual aspiro a dirigir el gobierno. Por eso, aceptar una junta es difícil para mí. Pero, en este momento, es también lo correcto y lo necesario”, dijo Pierluisi.

“A todos los políticos que buscan un mecanismo de reestructuración pero se oponen a una junta de supervisión fuerte, los invito a ser realistas. Luego de intensas negociaciones, el proyecto de ley establece una junta supervisora que es más razonable. Los poderes de la junta son menos fuertes que los que tuvo la junta que el Congreso le impuso al Distrito de Columbia en el 1995, lo cual es apropiado, pues Washington, DC y Puerto Rico son diferentes. El Gobierno de Puerto Rico y la Junta de Supervisión deben trabajar juntos como socios para lograr el progreso, no como rivales disputándose el poder. Si el Gobierno de Puerto Rico hace bien su trabajo, la Junta tendrá un rol limitado y terminará sus funciones en pocos años”, expresó.

Sobre el mecanismo de restructuración, Pierluisi hizo énfasis en que nunca apoyaría el proyecto si autorizara un proceso supervisado por un tribunal que fuera injusto para los más de 330,000 empleados y pensionados de los sistemas públicos de retiro de Puerto Rico. “La verdadera amenaza a nuestros pensionados no viene de PROMESA, viene de la posibilidad de que no haya acción congresional. Aquellos que argumentan otra cosa, puede estar bien intencionados, pero se equivocan”, dijo.

Pierluisi volvió a expresar su oposición a la cláusula del proyecto que autoriza al Gobierno de Puerto Rico a permitir que ciertos jóvenes trabajadores puedan recibir menos que el salario mínimo federal mientras la Junta está en funciones.

“Tengo que reiterar que me opongo a la disposición del proyecto que autoriza al Gobierno de Puerto Rico a permitir que ciertos jóvenes trabajadores puedan recibir menos que el salario mínimo federal mientras la Junta está en funciones. En un proyecto bipartidista razonable, esta es la única instancia en que la ideología ha superado la inteligencia. Sin embargo, si yo tengo algo que ver en el asunto, el Gobierno de Puerto Rico nunca utilizará esa autorización, por lo que su impacto práctico es nulo. No vale la pena descartar el proyecto por esa disposición equivocada pero irrelevante”, insistió Pierluisi.Reforma

En Washington Bhatia cabildeando en contra de PROMESA

WASHINGTON D.C. – El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, viajó el martes a Washington D.C., en reuniones y gestiones oficiales en el Congreso de los Estados Unidos relacionadas con el proyecto legislativo H.R. 5278 sobre Puerto Rico

“Llevo meses dando la batalla por Puerto Rico desde la Isla y en Washington D.C. En el momento clave, cuando la Cámara de Representantes se apresta a atender el proyecto sobre Puerto Rico, no podía faltarle a mi compromiso con el País. Por eso, decidí ponerle pausa a mi campaña política primarista y atender los últimos desarrollos en el escenario de Washington D.C. Me encuentro en la capital federal para informarle al Congreso mi férrea oposición a la última versión del proyecto H.R. 5278, conocido como el Puerto Rico Oversight, Management, and Economic Stability Act (“PROMESA”).

La imposición de una junta de control fiscal no electa con enormes poderes administrativos y financieros sobre Puerto Rico atenta contra los valores democráticos que hemos aspirado desde tiempos inmemorables: la libertad, el gobierno propio, la dignidad y la igualdad ante la Ley. En otras palabras, este proyecto suspendería la democracia puertorriqueña. PROMESA representa otro ejemplo del fracaso del Congreso de Estados Unidos en buscar soluciones alternativas que sean a tono con el contexto y las circunstancias de la crisis en nuestra isla. En el pasado hemos tomado decisiones imprecisas que nos han llevado al punto en que estamos. Sin embargo, esto no significa que nuestros problemas sean exclusivamente resultado de nuestros errores y tampoco exime la responsabilidad que tiene el Congreso en llegar a una solución.

Me opongo a PROMESA no solo porque suspendería la democracia en Puerto Rico sino porque una junta de control fiscal no va a solucionar problemas fundamentales como el nivel de pobreza. Al contrario, el mandato de la junta es quitarle más dinero a los más pobre y empeorar una economía en ruinas. Dadas las circunstancias legislativas, debemos enfocar todos los esfuerzos en el Senado de los Estados Unidos. Esta es la última línea de defensa al ataque que representa PROMESA a Puerto Rico. Debemos luchar para que los senadores se opongan y no se materialice esta legislación antidemocrática”, dijo Bhatia en declaraciones escritas.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.